John F. Kennedy Jr., la última tragedia norteamericana

Fue el hijo de América, aquel niño de 3 años que saludó como un soldado al ataúd de su padre. John F. Kennedy Jr. buscó forjarse un destino a la medida de su progenitor y vivió intensamente hasta su muerte, a los 39 años, a los mandos de una avioneta en la que volaba con su mujer y su cuñada… Por Fernando Goitia / Fotos: Getty Images y Cordon Press

Una biografía del periodista francés Olivier Royant, Le dernier des Kennedy, analiza su turbulenta personalidad, y una vida siempre marcada por la tragedia. Incluso su madre murió con solo 64 años, aunque Royant cuenta que aquello fue, en cierta medida, una liberación. Jackie era muy crítica con sus amistades y su pareja, Daryl Hannah. «¡El síndrome Marilyn!», alega el periodista, que revela otro drama menos conocido: la enfermedad de su primo Anthony (hijo de Lee, la hermana de Jackie), a quien consideraba un hermano.

“Flirteaba tanto con el peligro que creía que escaparía siempre”

Un cáncer detectado a los 33 años lo fue deteriorando ante un John impotente y desolado. Un factor más para la imprudencia con la que se subió al avión en el que perdería la vida, cuando las condiciones climáticas no lo aconsejaban. «Había flirteado tantas veces con el peligro que estaba convencido de que escaparía siempre». Aquel 19 de julio de 1999 no escapó. Su primo Anthony falleció tres semanas después.

También te pueden interesar estos artículos sobre la familia Kennedy…

Conocer la verdad sobre el asesinato de Kennedy, en manos de Trump

Los Kennedy: crónica de una maldición

Jack Schlossberg, el siguiente Kennedy

Kennedy: la gran ilusión

La última tragedia de la familia Kennedy