Se muestra en Barcelona la primera exposición dedicada a la mujer de Salvador Dalí. Reivindica su papel como musa y artista. Por Suzana Mihalic

El autor: Salvador Dalí i Domènech (Figueras, 1904- 1989)

Salvador Dali

Estilo propio genuino y versátil

Fue un artista asombrado por el Renacimiento y con espíritu renacentista: además de pintor, Dalí fue escultor, grabador, escenógrafo y escritor. Creó un estilo propio muy genuino y sobresalió entre los artistas de su época. En sus obras reflejó sus muchas inquietudes, como su interés por la ciencia, el cine o la publicidad. Se convirtió en el artista más versátil y universal de los surrealistas. Ha dejado un inmenso legado artístico.

 Salvador Dalí/ Gala Placidia. Galatea de las esferas, 1952 / Fundación Gala-Salvador Dalí. Figueres/ © Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí, VEGAP, Barcelona, 2018.

1. La obra: declaración de amor

Galatea de las esferas es un célebre y magistral retrato de Gala, esposa, musa y modelo favorita de Salvador Dalí. La imagen de Gala está compuesta por numerosas esferas que, partiendo de un punto negro central, explotan en el espacio y sitúan su rostro en el centro del universo. La obra manifiesta la gran admiración de Dalí por su esposa y su interés por la ciencia.

2. La ciencia. pasión adolescente

A Dalí, la ciencia le atrajo desde la adolescencia, pero a partir de la explosión de la bomba atómica de Hiroshima en 1945, el átomo se convirtió en su tema de reflexión preferido, dando así comienzo a lo que se conoce como su época místico-nuclear. Mostró su pasión por la estructura del ADN o por la desintegración del átomo y la discontinuidad de la materia en varias obras.

3. El rostro: Renacimiento italiano

Hay varios elementos de este lienzo que conectan con el arte clásico. Uno de ellos son los suaves rizos de la melena que flotan en el aire de forma rebelde sin tocar la cabeza de su dueña. evocan el cabello de la Venus de Botticelli. Otro elemento antiguo es la postura y la expresión del rostro de Gala -con los ojos cerrados-, que recuerda a una virgen de Leonardo da Vinci. También es clásico el nombre Galatea, que proviene de la mitología griega.

4. El formato. dos marcos

Dalí utiliza varios encuadres. Por una parte, el color del fondo se expande con libertad. Luego, la mayor parte del motivo principal está atrapado en un marco que contiene las esferas. Su posición en rectángulo cerrado quiere evitar el caos y la desmaterialización total de la imagen, aunque hay algunos elementos, como mechones de pelo o líneas del hombro, que se salen de este cerco.

5. Efecto: tridimensional

Utilizando diferentes tamaños de las esferas y su sombreado y plasticidad, Dalí alcanza una gran perspectiva tridimensional. Especialmente, los labios rojos -con su imagen multiplicadora que ocupa varias esferas- adquieren un logrado efecto de voluminosa profundidad. Algunas esferas parecen desconchadas. de ellas se ve un núcleo duro y una frágil corteza.

6. Colores: distintos azules

Predominan los tonos fríos, como el azul oscuro de la parte inferior, que podría representar el mar y que, más arriba, se transforma en un azul pastel como el del cielo. Suaves tonos rojizos y rosa suben por el pecho de Gala. Sus clavículas, muy pronunciadas, parecen dos cometas en pleno movimiento que están atravesando el espacio. La cara de Gala está rodeada por una finísima pincelada que marca la forma de su rostro.

PARA SABER MÁS
Museu Nacional d’art de Catalunya. Exposición. Gala Salvador Dalí. Una habitación propia en Púbol. Hasta el 14 de octubre.

También te pueden interesar estos artículos sobre Salvador Dalí

Salvador Dalí, en la intimidad

Mi amigo Dalí