La mafia siciliana nació en la segunda mitad del siglo XIX. Y estos fueron sus primeros protagonistas… Por C.M. Sánchez. 

La primera víctima de la mafia

El politico italiano Giovanni Giolitti Giovanni Giolitti

En 1893, Emanuele Notarbartolo -aristócrata, banquero y exalcalde de Palermo- fue el primer asesinado por la mafia siciliana que no pertenecía a ninguna otra banda criminal. El principal sospechoso fue Giuseppe Fontana, guardián de una finca del príncipe Pietro Mirto Seggio.

El guardián de la finca

Giuseppe Greco, conocido como Piddu u Tinenti (Piddu el Lugarteniente), era el guardián de Giardini, una finca de unas 300 hectáreas de cítricos a las afueras de Palermo, y está en el origen de una de las primeras y más influyentes familias mafiosas: los Greco.

A tiros en familia

La familia (descendientes todos de Salvatore Greco) hizo fortuna con el negocio de los limones y eliminando a rivales y críticos -su primera víctima fue un sacerdote que denunció que se apropiaban de los bienes de la Iglesia-, pero pronto se pelearon entre ellos. Giuseppe murió tiroteado por sus primos.

Los mediadores en Estados Unidos

Ello no les impidió crecer y expandirse a Estados Unidos. Según el arrepentido Giovanni Brusca, la familia Greco era la que inclinaba la balanza en todas las guerras internas de la mafia.

También te puede interesar este artículo sobre la camorra napolitana

La Camorra ha convertido Nápoles en el vertedero de Italia