Budistas, mahometanos, hindúes, judíos, cristianos ortodoxos. Son muchas las creencias que mantienen y siguen calendarios propios, sobre todo a la hora de calcular las festividades y los acontecimientos religiosos más importantes… Fotos: Cordon Press

¿Estamos de verdad en el año 2019?

En general, la estructura de todos ellos está basada en las fases de la Luna, en el movimiento del Sol y alguna especialmente complicada, como la de los judíos, en una combinación del tiempo de ambos astros. Lo que todos los calendarios comparten es la misma inquietud por los ciclos, los números redondos y las posibles consecuencias de una fecha sobre el devenir humano.

Católicos

Los calendarios del mundo, ¿en que año vivimos? 4

El calendario católico es el más preciso de todos, ya que solo se desajusta un día cada 3.000 años. Basado en uno que desarrolló Julio César un año antes de morir, y que ya incluía los años bisiestos, fue modificado por Dionisio el Exiguo en el siglo VI y reformado definitivamente por el Papa Gregorio XIII en 1582. Se aceptó universalmente durante este siglo cuando países como Turquía en 1917 lo adoptaron. Grecia y los cristianos ortodoxos lo hicieron en 1923 y la Unión Soviética en 1940.

Mayas

Los calendarios del mundo, ¿en que año vivimos? 7

Primero los mayas y después los aztecas desarrollaron un calendario que demuestra los notables conocimientos astronómicos de estos pueblos americanos. Fueron los únicos en la Antigüedad capaces de calcular un año de 365 días, que estaban divididos en 18 meses de 20 días, más un periodo de otros cinco. Establecieron ciclos históricos de 5.130 años, que acaban con el fin del mundo. Los mayas tuvieron, además, otros dos calendarios superpuestos al anterior: uno lunar y otro de 260 días para calcular fiestas.

Judíos

Los calendarios del mundo, ¿en que año vivimos?

Es uno de los más antiguos, establecido en su forma actual en el año 359 de nuestra era. Sigue la cronología de la Biblia y el primer año corresponde al de la creación del mundo (3.761 antes de nuestra era). Combina un calendario solar con otro lunar y tiene años de varias medidas: los llamados defectuosos, con 353 días; los regulares, de 354 y los perfectos, de 355. Todos los años tienen 12 meses de 29 y 30 días alternos, con un mes 13 cada cierto tiempo. También tiene años bisiestos (de 383, 384 y 385 días).

Budistas

Los calendarios del mundo, ¿en que año vivimos? 3

No existe una tradición budista única, así que tampoco existe un solo calendario. Pero la mayoría de los monasterios y creyentes toman como referencia para calcular su cronología la muerte de Buda, acaecida cerca del año 543 antes de nuestra era. Algunos de estos cómputos establecen ciclos de 60 años y otros adoptan el calendario chino o el hindú. Los años de los budistas tienen nombre de animal y hasta dentro de unas semanas estarán viviendo en el año del dragón de hierro.

Musulmanes

Los calendarios del mundo, ¿en que año vivimos? 5

Los pueblos musulmanes toman como primera referencia para su calendario el momento en que Mahoma huyó de La Meca en dirección a Medina. Este viaje (la Hégira) se produjo en el año 622 de nuestra era, pero su estructura, que es puramente lunar, hace que 34 de sus años equivalgan a 33 del calendario gregoriano. El año musulmán tiene 12 meses de 29 y 30 días alternos y no guardan relación alguna con las estaciones del Sol. Por ello el Ramadán -su fiesta más conocida- nos parece tan arbitraria en sus fechas.

Chinos

Los calendarios del mundo, ¿en que año vivimos? 2

Establecido originalmente por Huang Di, llamado el «emperador amarillo», en el año 2637 antes de nuestra era, ha conocido muchas revisiones. Es un calendario lunar que en la actualidad se rige por ciclos de 60 años, divididos a su vez en periodos de 12, cada uno con el nombre de un animal -perteneciente al zodiaco chino- asociado. El 2001 cristiano se corresponde con el año 16 de uno de estos ciclos de 60. El año chino empezará el próximo 24 de enero y su animal será la serpiente.

Hindúes

Los calendarios del mundo, ¿en que año vivimos? 1

El primero de los calendarios hindúes se menciona en el Rig-Veda, uno de sus libros históricos más importantes, que data de 2000 antes de nuestra era. Este calendario, que es sobre todo lunar, sufrió un primer ajuste en el año 79 de nuestro almanaque, que desde entonces ellos llaman año 1 Saka. Las fiestas se sitúan a lo largo del tiempo según la posición de la Luna y de las estaciones. Volvió a ajustarse hace 43 años de los nuestros, aunque desde el siglo pasado, en India rige el calendario gregoriano.