Fue un pionero en materia de aviación, realizó el primer vuelo transatlántico sin escalas en 1927. Charles Lindbergh consiguió una gran popularidad no solo por su éxito profesional; su vida estuvo marcada por sus inclinaciones nazis y el secuestro de su hijo. Fotos: Getty Images

Luces: el héroe que voló de América a Europa…

A las 7.52 de la mañana del 20 de mayo de 1927, Charles Lindbergh comenzó en el Roosevelt Field de Nueva York la mayor peripecia de la aviación estadounidense. A bordo del monoplano Spirit of St. Louis, tomó rumbo a París. 6.500 kilómetros y 33 horas y media después, el piloto posó su avión en el aeródromo parisino de Le Bourget (1). Había realizado el primer vuelo transatlántico sin escalas. Durante la travesía, como contó en su ‘cuaderno de vuelo’ (2), su única compañía fueron los ruidos del motor y una mosca que se ’embarcó’ en Nueva York. Tras este vuelo pionero, el coronel realizó muchos otros entre Europa y América. En el que le trasladó en mayo de 1933 desde Nueva York hasta Glendale, en California, le acompañó su mujer.

  •  Fue un piloto fantástico, considerado por los especialistas como uno de los mejor formados, capaces, inteligentes y resueltos de la época. Nadie le igualó en popularidad y pocos en simpatía.
  •  Su experiencia y sus conocimientos de aeronáutica e ingeniería resultaron muy valiosos para el desarrollo de la aviación comercial y militar.

Sombras: y que admiró a los nazis

Lindberg: una crónica con luces y sombras (27 febrero 2005)

Charles Lindbergh, con su esposa Ann Morrow Lindbergh (23 de enero de 1936) recibiendo la espada ceremonial de Herman Goring durante la ceremonia en Berlín

El hilo argumental de la novela de Philip Roth, The Plot Against America, publicada en 2003giraba en torno a un Lindbergh, simpatizante nazi, que, tras ser elegido presidente de EE.UU. en 1940, lanza una campaña contra los judíos. Lo único ficticio que hay en él es que el aviador fuese alguna vez presidente. Todo lo demás es cierto: su fascinación por el Tercer Reich, sus visitas a Alemania en la década de los 30, los tributos que aceptó de los nazis y los pronunciamientos antisemitas que efectuó. Este ‘lado oscuro’ ha llevado a Charles Lindbergh Jr. a asegurar que el coronel, debido a sus dificultades para hablar y a su pie desviado, se deshizo de él cuando sólo era un bebé.

  •  Aceptó una condecoración de los nazis y realizó campañas para que Estados Unidos no entrase en la Segunda Guerra Mundial. Fue acusado de antisemitismo.
  •  El secuestro y muerte de su hijo le provocaron tal dolor que incurrió en todo tipo de presiones para obtener venganza. La tuvo, pero quizás a costa de la ejecución de un inocente.

Te puede interesar

El primer vuelo de los hermanos Wright