Esta máquina tritura los plásticos y los transforma en filamentos, que luego se introducen en moldes para crear nuevos objetos

Los residuos plásticos en el océano acaban con la vida de millones de animales marinos. Según Greenpeace, una botella de plástico tarda 500 años en descomponerse, pero… ¿por qué dejar que se descomponga si puede reutilizarse? No se trata de rellenar la misma botella de agua una y otra vez, sino triturarla y empezar de cero convirtiéndola en otra cosa.

Es una idea del diseñador holandés Dave Hakkens. Se llama Precious Plastic y trae vídeos con instrucciones: en uno de ellos se muestra cómo fabricar la propia máquina con materiales recogidos en un desguace.

El diseñador pone a disposición de todos, de forma gratuita planos y videos instructivos para construir una pequeña fábrica de reciclaje. Los materiales y herramientas son económicas y fáciles de encontrar, y las instrucciones no requieren ser un experto.

También te puede interesar…

Guía fácil para no confundirse a la hora de reciclar