Más de ocho mil dólares se llegan a pagar en China por un kilo de la vejiga natatoria del pez totoaba. Por Fátima Uribarri

Convencidos de que este órgano aumenta la potencia sexual de quien lo ingiere y prolonga su vida, muchos no dudan en pagar por él más que lo que cuesta un kilo de cocaína. Desde 1993 la pesca de la totoaba está prohibida en las aguas del golfo de México, donde el pez habita. Pese a ello, en los últimos años se han capturado diecisiete toneladas de este animal de hasta dos metros de largo del que solo interesa la vejiga: sus captores tiran el resto al mar. En su tráfico ilegal se han involucrado el cartel de Sinaloa y otras mafias.

Te pueden interesar estos artículos sobre el tráfico ilegal de animales…

La caza del ‘lindo’ osito

Aumenta el negocio de tráfico de perros

También te pueden interesar estos artículos sobre animales…

Especies amenazadas en España

¿Por qué son tan longevas estas especies?

Los animales que ya no volveremos a ver

Especiales perdidas y resucitadas: un mundo por redescubrir

Y este artículo sobre los poderes mágicos del rinoceronte