El cocodrilo de la imagen tardaría menos de diez segundos en devorar al niño si simplemente decidiese girarse. Pero no lo hace… Por L. G. 

La razón se desconoce. Pero sucede en la aldea de Bazoulé, en Burkina Faso, donde los cocodrilos no atacan a los lugareños (mejor no pruebe si es turista…). Según la leyenda local, la sorprendente relación se remonta al siglo XV. El pueblo sufrió una terrible sequía a la que sobrevivieron porque los cocodrilos llevaron a las mujeres a un estanque escondido donde la población pudo saciar su sed. Desde entonces se los considera animales sagrados y desde niños se acercan a ellos sin temor.

El almuerzo del cocodrilo

El almuerzo del cocodrilo

La escena tuvo lugar en Rio Negrinho, Brasil, en una enorme zona pantanosa, la cual es un ecosistema único que se adentra también en Bolivia y Paraguay. Por M. G. En…