La biopsia líquida permite obtener información sobre los tumores sin dolor, al instante y sin efectos secundarios y conocer cómo evoluciona un cáncer en tiempo real.

¿Qué es la biopsia líquida?

Es un análisis de sangre que detecta mutaciones en las células. Piense en el cáncer como un ejército invasor. Un ejército compuesto por células que han cambiado de bando y se han unido al enemigo. El cáncer no se conforma con atacar un solo territorio -un pulmón, por ejemplo-, sino que envía otros destacamentos a conquistar nuevas tierras: quizá un hueso o el cerebro…

Biopsia liquida

Cualquier lugar que pueda utilizar como una cabeza de puente para seguir con su invasión. Es lo que llamamos ‘metástasis’. La forma más efectiva de moverse para estas células soldado es a través de la sangre. Pero antes de desplegar un batallón motorizado, con sus tanques y cañones, el cáncer envía una avanzadilla. Patrullas de reconocimiento. Un puñado de células muy bien camufladas, pero que han mutado y en su ADN esconden órdenes secretas. Una de ellas es convencer a la población local -las células sanas- y ganarla para la causa del invasor. Lo que hace la biopsia líquida es interceptar esas órdenes, desvelando la identidad y los planes de las células mutantes. Y lo consigue gracias a algo tan sencillo como una extracción de sangre.

¿Qué nos ahorramos con ella?

Molestias, dolores y riesgos. La biopsia tradicional consiste en extraer un trozo del tumor mediante punción o cirugía. Luego analiza ese tejido. Es un procedimiento doloroso. Y no está exento de riesgos, lo mismo que sucede con las mamografías y las colonoscopias. No son pruebas que se puedan repetir cada pocos días. Algo que sí permite la biopsia líquida. Y esto facilita que veamos cómo evoluciona un cáncer casi en tiempo real. Además, los resultados se pueden conocer en menos de 24 horas.

¿Para qué se utiliza?

Permite comprobar si hay recaídas antes de que sean visibles por el diagnóstico de imagen. El gran objetivo es lograr la detección temprana del cáncer, cuando las esperanzas de curación son más altas. Y que se generalice, además, a la inmensa mayoría de los tipos de tumor. De momento, la biopsia líquida se está aplicando ya en los de pulmón, de mama, al colorrectal, a algunos melanomas…

¿Por qué se considera medicina ‘a la carta’?

Porque cada cáncer es diferente. Y evoluciona de manera distinta en cada paciente. Hay tumores que presentan cientos de mutaciones y pueden ir cambiando casi de una semana para otra. En un mismo paciente, por ejemplo, las mutaciones pueden ser diferentes en el cáncer primario y en las metástasis. Los métodos actuales solo nos permiten ver esos cambios cuando ya se han generalizado y afectan a cientos de miles o millones de células. Pero la biopsia líquida los detecta al vuelo en cuanto un puñado de células ha cambiado. Es como si cada cáncer tuviera un código de barras y lo pasáramos por el escáner de la caja del supermercado. Esto permite a los médicos no perder un tiempo precioso a la hora de tomar decisiones.


CÓMO FUNCIONA LA BIOPSIA LÍQUIDA

Tomar una biopsia directamente de un tumor da información solo sobre el ADN de esa parte extraída del tumor. La biopsia líquida, en la sangre, incrementa la información y la detalla.

Células tumorales

Josep Baselga, medicina, ciencia, cancer, colonoscopia, mamografia, xlsemanal

La biopsia líquida analiza la sangre en busca de restos de ADN, bien de células tumorales que han muerto o de células vivas de un cáncer primario que pueden provocar nuevos tumores (metástasis). Las células tumorales arrojan ADN en el torrente sanguíneo.

Extracción de sangre

Una vez que se toma una muestra de sangre del paciente, se aísla el ADN eliminando los glóbulos rojos, las plaquetas y el plasma. Los expertos toman el ADN del núcleo de los glóbulos blancos.

Tumor en el ADN

Josep Baselga, medicina, ciencia, cancer, colonoscopia, mamografia, xlsemanal

ADN normal

Se lee entonces el ADN para buscar marcadores cancerígenos, es decir, áreas con un componente genético específico; las células cancerígenas difieren claramente de las normales.

Josep Baselga, medicina, ciencia, cancer, colonoscopia, mamografia, xlsemanal

ADN tumoral

 También te pueden interesar estos artículos sobre el cáncer

 Josep Baselga: “Las cifras del cáncer son bestiales y no van a bajar”

Vencer al cáncer desde dentro, cada día más cerca

¿Por qué no tenemos cáncer de corazón?

¿No más ‘quimio’?

Cáncer, la esperanza se llama Emma