Vencer al cáncer desde dentro, cada día más cerca

Un nuevo tratamiento -todavía en fase experimental- aumenta la esperanza de poder usar nuestro propio sistema inmune para atacar las células cancerígenas. Por G. S.  / Fotos: AGE

Judy Perkins, una ingeniera americana de 52 años, es la primera persona con cáncer de mama avanzado y metástasis que ha visto desaparecer todos sus tumores gracias a la inmunoterapia. Lleva dos años sin rastro del cáncer. Así lo ha confirmado hace unas semanas el equipo médico del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos. ¿Cómo lo han logrado? Aplicando un tipo de inmunología complejo, diseñado específicamente para ese caso, pero el estudio supone un enorme avance en este tipo de tratamientos y es una gran esperanza.

Los investigadores han modificado los linfocitos para aumentar su eficacia a la hora de detectar las células tumorales

La inmunoterapia adiestra al sistema inmune del paciente para que aprenda a reconocer y aniquilar las células del cáncer. Funciona sobre todo en tumores que acumulan muchas mutaciones genéticas en poco tiempo, como el melanoma y los tumores de pulmón, pero no funcionaba aún con los de mama u ovarios. En este caso se empleó una técnica llamada ‘transferencia adoptiva celular’, o ACT, que introduce en la paciente linfocitos modificados para que identifiquen las células del tumor sin margen de error, lo que los hace mucho más eficaces.

También te pueden interesar estos artículos sobre cáncer y tratamientos contra el cáncer

Cáncer, ¡si no podemos evitarlo, parémoslo a tiempo!

Cáncer, la esperanza se llama Emma

No más ‘quimio’

Josep Baselga: “Las cifras del cáncer son bestiales y no van a bajar”