Madrileño, 49 años. Soy periodista, escritor, actor, guionista y director de cine. En ‘Casi 40’ -mi nueva película-, sus protagonistas se plantean, a mitad de su vida, qué fue de sus ideales de juventud. Por Virginia Drake / Fotos y vídeo: Javier Ocaña 

XLSemanal. Ha escrito un guion generacional quitándose 10 años…

David Trueba. ¡No, no! No me quito años [ríe]. El periodismo habla de lo inmediato, con la prisa y, a veces, con la intuición. Pero la literatura y el cine hablan con cierta perspectiva, hay que distanciarse un poco en el tiempo.

XL. Ya en el inicio, la protagonista advierte a su expareja que no admite nostalgias.

D.T. Claro. Hay gente que piensa que soy nostálgico porque me gusta reflexionar sobre lo vivido, pero para mí la nostalgia es creer que el tiempo pasado fue mejor, y eso no tiene nada que ver conmigo: prefiero idealizar el futuro y pensar que lo mejor siempre está por venir.

XL. Casi 40 lleva su sello indeleble: todo se desarrolla en el transcurso de un viaje, los personajes son de su generación y son los mismos protagonistas de La buena vida

D.T. Me gusta que me represente lo que hago, y trato con honestidad los temas que me importan. Me gusta que mis películas parezcan esos viejos álbumes de fotos en los que nos parecen horribles las patillas que llevábamos, o cómo vestíamos, porque hoy somos otra cosa.

XL. ¿David Trueba era horrible a los 20?

D.T. ¡Jajaja! Todo el mundo me dice que los virgo somos muy autocríticos y muy insatisfechos. Y es verdad: tengo un punto claro de insatisfacción. Pero creo a la vez que la satisfacción es el primer paso hacia la estupidez. Uno debe saber lo lejos que se queda siempre del ideal.

XL. ¿El primer amor está sobrevalorado?

D.T. No lo creo, porque transforma para siempre tu idea sobre el amor. ¿A ti te fue mal en tu primera experiencia?

David Trueba Desayuno

XL. ¡A mí no me meta en líos! [Risas]. Otra cosa: Casi 40 es un drama con toques de comedia, o viceversa; pero en el fondo es un comecocos. revuelve conciencias…

D.T. Hay demasiada testosterona en el cine y hace falta algo de reflexión. Ni siquiera pido profundidad, solo hablar de las cosas que nos pasan. El cine está muy alejado de las personas. ¿Cuántas veces un español dispara una pistola en su vida? Pues en cada película, varias veces. En el cine nos estamos dejando una parte del ser humano sin contar.

XL. Fernando y David Trueba, hermanos que dirigen películas: uno de alto presupuesto y otro de menos recursos.

D.T. Es que Fernando es más valiente [ríe]. Él es un idealista atrevido y yo, mucho más prudente, trabajo a las escalas que puedo controlar. Las grandes estrellas traen detrás un precio muy alto que pagar, aunque solo sea en asistentes. Prefiero actores con los que pueda desayunar y charlar y que no echen todo el rato de menos la limusina.

También te puede interesar la columna semanal de David Trueba: Artículos de Ocasión

Desayuno: ni café ni té, agua

Desayuno David Trueba

 

«Nada más levantarme, siempre tomo un vaso de agua en ayunas. Luego, un bol de cereales con un yogur natural y fresas o con un plátano en rodajas».