El masaje con cuchillos es una tradición con más de dos mil años de antigüedad. Ya la practicaban los monjes budistas cuando fallaban los métodos más tradicionales.

Los masajes con cuchillos, o dao liao, son habituales en Taiwán y buscan mejorar la circulación y activar la energía positiva del cuerpo. Los cuchillos o machetes reemplazan a las manos y, aunque la sensación sea inquietante, no se conocen accidentes reseñables.

Una hora de masaje energizante cuesta unos cuarenta euros. Eso sí, mejor contar con un experimentado profesional…

También te pueden interesar estos artículos sobre tradiciones y rituales

Tradiciones ancestrales: este muerto está muy vivo

Recuperar la tradición… literalmente

Otra forma de teñirse el pelo