El perro del difunto George Bush se convierte en fenómeno viral en internet con esta imagen abatido ante el ataúd de su amo. Por Fernando Goitia

Barbara Bush: la matriarca de la gran dinastía americana

Esta estampa ante el ataúd del hombre al que sirvió durante 7 meses ha convertido a este perro en una estrella. El perro se llama Sully, en honor del piloto que amerizó un avión de pasajeros en el río Hudson y al que Tom Hanks dio vida en el cine.

Sully fue el compañero del difunto George Bush, fallecido el 30 de noviembre, en sus últimos días de vida. A sus 94 años, el 41.º presidente de Estados Unidos se movía en silla de ruedas, razón por la que Sully entró a su servicio tras la muerte de Barbara Bush, en abril. No pretendía llenar el vacío dejado por la compañera de su amo durante 73 años, pero debieron de hacer él y Bush buenas migas a juzgar por la expresión abatida del labrador ante el ataúd de su amo. Conmovidos por el gesto, la familia subió la instantánea a Instagram y se hizo viral.

El perro trabajará ahora para algún veterano de guerra

Adiestrado por America’s Vet Dogs, proseguirá ahora con su patriótica labor ayudando a algún veterano de guerra.

También te puede interesar este artículo sobre perros

Soldados de cuatro patas