Tras salir de ‘Operación Triunfo’, conseguir el quinto disco de platino por el tema ‘Lo malo’ y ver las letras de sus canciones en las pancartas de la última huelga feminista, la cantante se prepara para el lanzamiento de su nuevo trabajo en enero. Y todo… en solo un año. Por Raquel Peláez / Fotos: Valero Rioja / Estilismo: José Herrera

Amor libre, feminismo y mucha autoestima. Así podría resumirse el contenido de Reflexión, el primer disco de Ana Guerra que verá la luz en enero. Con 40 millones de reproducciones de su sencillo Ni la hora en plataformas digitales, la cantante de 24 años se prepara para un 2019 en el que las mujeres jóvenes y los mensajes contra las relaciones tóxicas parecen tomar las riendas de la música.

Miguel Ángel Muñoz: “¿Relación con Ana Guerra? Cualquier cosa que diga es un titular”

XLSemanal. ¿Sobre qué ha reflexionado desde que salió de la academia?

Ana Guerra. El disco tiene ese nombre porque este año he ido poniendo en Twitter reflexiones con pistas sobre mis temas y, como decía el fandom, creaban mucho hype.

XL. Creo que voy a necesitar un traductor para hacer esta entrevista…

A.G. (Se ríe). Bueno, me refiero a que esos comentarios generaban muchas expectativas entre mis fans y me pidieron que llamara así al disco. Por eso he decidido hacerles ese regalo.

ana guerra ot 2018

Vestido, de Paule Ka; y anillos, de Luxenter

XL. Dice que ha volcado mucho de su filosofía de vida.

A.G. He querido seguir ahondando en el feminismo y he incorporado un tema sobre el amor libre. También quería lanzar mensajes positivos como «conócete, reflexiona, quiérete…».

“La sociedad me ha enseñado que me tiene que gustar un chico, pero me puede llamar la atención una chica y probar”

XL. ¿Nos hace falta menos postureo y más amor propio?

A.G. Sí, de eso va otro de los temas, Despierta. Lo compuse en la academia porque esa semana me llevé muy malas críticas del jurado y pensé: no sufras más, despierta, hay algo especial en ti.

XL. ¿Y qué mensaje quiere mandar con respecto al amor libre?

A.G. Es un canto al amor sin condiciones. La sociedad me ha enseñado que me tiene que gustar un chico, pero me puede picar el gusanillo y empezar a llamarme la atención una chica. Hoy en día tienes la posibilidad de probar y ver si te gusta.

ana guerra ot 2018

Mono, de Bershka; joyas, de Suárez; y zapatos, de Úrsula Mascaró

XL. Aitana y su ‘teléfono’, Rosalía y su ‘mal querer’… Parece que hay una corriente de mujeres jóvenes que aboga por huir de las relaciones tóxicas.

A.G. Tenía que pasar. Hoy en día, entre mujeres tenemos una relación muy distinta a la de hace años. Ahora admiramos a una compañera y no la envidiamos. Eso ha hecho que nos unamos muchísimo.

XL. ¿Cree que su generación está realmente concienciada con la igualdad?

A.G. Debemos seguir luchando porque hay un montón de micromachismos que superar, pero yo veo a las mujeres de mi edad mucho más empoderadas.

XL. Pero se habla de un repunte en la violencia de género entre los jóvenes.

A.G. Es un tema de visibilidad. Ahora tenemos menos miedo a verbalizarlo porque contamos con más ayudas y nos sentimos más arropadas. Como son más visibles, parecen más.

“Después de ‘OT’ estuve un mes sin salir. Solo iba a trabajar y, en mi tiempo libre, estaba en ‘shock’ delante de la tele”

XL. ¿Y tienen claro lo que deben evitar?

A.G. Yo creo que hay que huir de cualquier relación en la que te lleguen comentarios sobre tu forma de vestir, la hora a la que tienes que llegar y, por supuesto, todo lo que conlleve un ápice de agresividad.

XL. ¿Cómo se quedó cuando reconoció la letra de una de sus canciones en los mensajes de la huelga feminista?

A.G. Fue como tocar el cielo de la música. Cuando me desperté la mañana del 8 de marzo y empecé a ver en las redes sociales que subían pancartas con la frase «yo decido el cuándo, el dónde y con quién», flipaba. Solo hacía un mes que había salido de la academia. Se me hace grande. No gano para sorpresas.

ana guerra ot 2018

Vestido, de Ana Locking; y sandalias, de Aquazzura

XL. Es que ha pasado usted de trabajar en la planta de perfumería de El Corte Inglés a firmar discos en la zona vip. ¿Se siente abrumada?

A.G. Sería inhumano no sentirse así. El primer mes estuve casi sin salir. Iba solo al trabajo y, durante el poco tiempo libre que tenía, estaba en shock sentada delante de la tele.

XL. En unas declaraciones dijo usted que no quiere fans que se interesen por su vida privada.

A.G. Fue porque me estaban haciendo preguntas personales en un evento de la Asociación Española contra el Cáncer y me pareció muy feo. El periodista se justificó diciendo que son mis fans los que quieren saber de mi vida privada y yo no tengo ni un tuit de ellos preguntándome sobre eso. Si tú quieres saberlo porque es tu trabajo, vale, pero no digas que es cosa de mis fans.

“A los chicos de esta edición les recomendaría que contrataran a un asesor, a un abogado y a un terapeuta. Hay intereses feos”

XL. Y enfrentarse así a la prensa del corazón ¿merece la pena? ¿Le han dado mucha caña después?

A.G. Pues no lo sé. Me la resbala. No estoy para eso. Mi vida es mucho más interesante que la prensa del corazón. Yo no pretendo darle un ‘zasca’ a nadie, ni ofenderlos, pero al final me salen este tipo de respuestas sinceras.

ana guerra ot 2018

Vestido, de Elisabetta Franchi; sandalias, de Jimmy Choo; y pendientes, de Yanes Young

XL. Ya con su experiencia, ¿qué le aconsejaría a los chicos de OT de esta edición?

A.G. Que se rodeen de buena gente en la que ya confiaran antes de entrar porque hay veces que los intereses son feos. Y que, al salir, contraten a un asesor y a un abogado. Que no te lleve la asesoría el primo de tu padre. Y también a un terapeuta a largo plazo. Yo voy a empezar ahora. Y animo a todo el mundo que se lo pueda permitir a que vaya, porque es maravilloso.

XL. Da usted siempre una imagen de mucha seguridad, de romperse poco…

A.G. Soy muy segura. Me quiero y lucho por mis principios. Me considero una mujer feminista y soy muy echada para adelante, pero también soy una mujer que se rompe. Hay muchas cosas que me estresan y me hacen llorar.

XL. ¿Cómo cuáles?

A.G. Casi siempre tienen que ver con querer alcanzar unos objetivos y no llegar a tiempo, pero también me hace llorar una canción, una película… Soy muy sensible. Sí es verdad que cuando salí de la academia tenía una coraza. Fue como si me pusiera un escudo protector y me volví insensible.

Maquillaje y peluquería: Pedro Cedeño (Talents) para Chanel y Leonor Grey; Asistente de estilismo: Samuel Sanz
Look foto principal: body y minifalda, de Emporio Armani; y pendientes, de Pull & Bear

Te puede interesar…

El grito global de las mujeres