Cada día, cientos de vehículos como este maltrecho Peugeot 504 se cargan con verduras, madera y carbón hasta rebosar… Por E. F. 

Si eso ya parece una proeza, qué decir de poner el coche en marcha y recorrer los 350 km que unen el puerto de Matadi con los mercados de Kinshasa -la capital de la República Democrática del Congo (RDC)-, donde muchos encuentran su modo de subsistencia.

El Peugeot 504 fue presentado en el Salón de París de 1968 y -junto con el Mercedes W123- es uno de los coches más fáciles de ver hasta no hace mucho en el continente africano. Lo han visto correr en los rallys más duros del mundo.

Mientras en Europa empezaba a ser un ‘cuatro latas’, muchos modelos fueron adoptados en África. Este modelo -que ya no se fabrica- fue creado hace 50 años y se ha ganado con creces el título de irrompible hasta en las condiciones más extremas.

También te puede interesar

La siesta es sagrada