Transnistria, un lugar atrapado en el tiempo

La autoproclamada República de Transnistria es uno de los lugares más singulares del planeta: pasear por las calles de Tiráspol, su capital, supone retroceder 40 años en el tiempo y regresar a la época de la Unión Soviética. Sin embargo, más allá de lo ‘exótico’, este pequeño territorio encierra un importante valor geoestratégico para la Rusia de Vladímir Putin Texto y fotos: Hanna Jarzabek

También te puede interesar

Ucrania, la guerra olvidada