Un barcelonés, héroe de Indonesia

Verano de 2005. Un joven abogado barcelonés se escapa con unos amigos a Bali para hacer surf. Esquivando a los turistas, acaban en la isla de Sumbawa… Por Daniel Méndez

«Aluciné al bajar del avión -cuenta Carlos Ferrándiz-, era un país distinto: cabañas, calles sin asfaltar… Y no había ni un blanco. Me tocaban la piel como diciendo ‘¿de dónde sale este?’». Fue un encuentro casual con un chaval el que le cambió la vida. «¿Por qué no aprendes mejor inglés? Te abriría muchas puertas», le dijo. «Teacher no good, teacher no good», respondía. Así que quedó con él al día siguiente para darle unas lecciones. «Al llegar, vi que había traído a todo el poblado. ¡Había 200 personas! Entendí entonces que esa gente nunca había recibido ayuda y tenían unas ganas increíbles de cambiar su futuro».

“Nunca los habían ayudado, pero tenían unas ganas increíbles de cambiar su futuro”

Y ya nada volvió a ser lo mismo. «Fue un proceso de cinco años. En 2010, me instalé definitivamente aquí». Carlos ha montado la ONG Proyecto Harapan con programas educativos y médicos. Por ello recibió el premio Kick Andy Heroes of Indonesia. «No soy ningún héroe -subraya-, pero aprecian mucho que alguien deje las comodidades de su vida occidental para venirse a ayudar a la selva».

Te puede interesar

Héroes anónimos: la hora de los valientes

Los niños de Indonesia compiten en carreras de caballos para ayudar a sus familias