Son niños, pero su voz se escucha… y mucho. Han promovido en sus municipios la creación de carriles bici, parques infantiles, campañas contra el acoso escolar… Más de 11.000 niños activistas ya forman parte de los Consejos de Participación Infantil que hay en pueblos y ciudades de España. Viajamos con Unicef para ver algunos de sus logros. Texto y fotos: Daniel Méndez

Los niños activistas quieren cambiar el mundo

– “Los del Consejo dicen que quieren un parque acuático”.
-“¿Un parque acuático? ¿Se han vuelto locos?”.

Esta conversación entre la concejala de Deportes y Educación de Castrelo de Miño y el alcalde de esta localidad cercana a Orense no auguraba un buen futuro a la propuesta de construir una zona de juego a orillas del embalse que baña esta población de apenas 1620 habitantes. Pero el Consejo al que hacen mención puede ser insistente y, apelando a las ventajas que podría aportar a Castrelo su plan, lograron convencer a quienes debían aprobarlo. «Piénsalo bien -decían-. Vendrá más gente al pueblo, será un buen reclamo para el turismo». Ahora está pendiente de aprobación por parte de la Confederación Hidrográfica. En cuanto den el visto bueno, arrancará la construcción de toboganes y rampas.

Su voz cuenta… y mucho.

Ocurre que el Consejo en cuestión está formado por cerca de 100 niños con unas edades comprendidas entre los 7 y los 17 años. Su voz cuenta, y mucho, en su localidad. Y no están solos. En la actualidad hay más de 274 Consejos de Participación Infantil y Adolescente en ciudades y pueblos de toda España, donde participan más de 11.400 niños. El objetivo es que el punto de vista de los más pequeños sea tenido en cuenta en sus comunidades. No se trata solo de escucharlos o pedirles su opinión. Los menores se reúnen periódicamente con el Gobierno Local y plantean sus peticiones al alcalde y al pleno del Ayuntamiento. También acudieron hace un par de años al Congreso de los Diputados. Allí estaba, entre otros niños de toda España, Edita, del Consejo de Participación Infantil de Castrelo de Miño. Mostró su preocupación por el ciberacoso, el bullying o el abuso sexual: «Nos debería dar vergüenza que todavía pasen estas cosas en una sociedad tan desarrollada y en pleno siglo XXI», dijo con una rotundidad que sacaba los colores a los parlamentarios.

ninos activistas 2

Miembros del Consejo de Alcalá reparten ‘gotas’ de papel con mensajes escritos por ellos: ¡Respeta a tus mayores!, rezaba uno de ellos

Políticos en apuros

«Los niños felicitan cuando ven que sus propuestas se llevan a cabo, pero critican mordazmente cuando no se cumple una promesa», cuenta Santiago Messa, responsable del Departamento de Menores y Familia del Ayuntamiento de Málaga. «Yo los he visto poner en apuros a más de un político», explica desde la experiencia que da pertenecer a un municipio que cuenta con órganos de participación infantil desde 1994. Este año, el 20 de noviembre, en torno al Día Universal del Niño, celebrarán sus bodas de plata. Y ya han anunciado que van a celebrarlo por todo lo alto.

Sus propuestas no solo van dirigidas a la infancia, también luchan por los ancianos, los discapacitados…

La participación infantil es uno de los pilares fundamentales de la Convención sobre los Derechos del Niño, que este año celebra su trigésimo aniversario. El Comité de los Derechos del Niño establece, en su Observación General número 12, «el derecho del niño a ser escuchado». Y lo desarrolla en un documento de más de cien páginas. Y, sin embargo, «los mayores a veces no nos escuchan porque piensan que los adultos tienen más capacidad de pensamiento que los niños», dice Marta, del Consejo de Participación de Málaga. Marta tiene 13 años. Y es alcaldesa. «Estoy aquí para hacer propuestas para mejorar mi ciudad. Y para representar a todos los niños y niñas que viven en ella», afirma con la solemnidad que da su cargo. Tiene ayuda en la tarea: 625 niños provenientes de los 11 distritos de Málaga forman parte del Consejo de Participación Infantil y Adolescente de esta localidad. Entre las mejoras que se han materializado a propuesta de los chavales hay cosas como la eliminación de barreras arquitectónicas para personas en situación de discapacidad, un skate park o una red de carriles bici.

ninos activistas 1

En las reuniones suele estar presente un dinamizador , una persona que orienta y propone actividades

Hablar por todos

Resulta fácil caer en la tentación de pensar que las peticiones de los pequeños puedan resultar irreales, castillos en el aire con el juego como protagonista. Pero la realidad demuestra que no es así. «Cuando tú le das voz a los niños y niñas, salen propuestas para todos los grupos sociales», explica Marlene Perkins, coordinadora y responsable de Sensibilización, Políticas de Infancia y Cooperación de Unicef Comunidad Valenciana. «El tema de los parques y los espacios verdes es un clásico, sí. Pero también se proponen espacios accesibles para personas con movilidad reducida y les preocupan mucho los temas medioambientales».

“Yo los he visto poner en aprietos a más de un político”, dice un responsable del ayuntamiento de Málaga

Además de los Consejos de Participación, existe una iniciativa que reconoce a «cualquier ciudad, pueblo, comunidad o sistema de gobierno local comprometido con el cumplimiento de los derechos de las niñas, los niños y los adolescentes de acuerdo con la Convención sobre los Derechos del Niño». Es el programa Ciudades amigas de la infancia, que Unicef puso en marcha en 2001. Se trata de una iniciativa internacional que ya reconoce a 274 gobiernos locales en toda España. Son ayuntamientos, cabildos, diputaciones… donde reside el 41 por ciento de la población española menor de 18 años.

La participación es un pilar de la convención de los derechos del niño, que este año celebra su trigésimo aniversario

De cara a las elecciones municipales del pasado domingo, los Consejos de Participación redactaron una serie de propuestas y demandas para exponer a los políticos que se presentaban. El resultado es un documento llamado Las imprescindibles, que ofrece un buen termómetro de los temas que preocupan a los niños. El Comité Español de Unicef se encuentra detrás de la iniciativa, y Silvia Casanovas -desde su cargo de técnico de Coordinación de Políticas Locales de Infancia- ha seguido de cerca su desarrollo. «Las imprescindibles nos dicen que están muy preocupados por el entorno: el medioambiente, la contaminación, el reciclaje… Otro tema importante es todo lo que tiene que ver con entornos urbanos amigables para ellos. Pero no solo: también les preocupan las barreras arquitectónicas para personas con discapacidad, los recursos para sus abuelos y abuelas, temas como la violencia de género… Piensan en el conjunto de la sociedad».

Te puede interesar

Greta Thunberg, la chica con lucha contra el cambio climático

Tres niñas, por Carmen Posadas