Se ha hecho famoso por comprar un Basquiat por 96 millones de euros, que añade a su colección de picassos, warhols, koons… Pero el mérito del empresario Yusaku Maezawa, de 41 años, es haber creado un extraño traje de buzo que, en realidad, es un patrón. Por C. M. Sánchez

Maezawa fue batería de un grupo punk, pero se aburrió de la rutina de conciertos y se convirtió en empresario. Optó por la moda y creó una línea de alta costura a precios asequibles y una plataforma de venta.

“La ropa debe adaptarse a la gente y no al revés”, dice para explicar sus prendas a medida

Maezawa se percató de que el gran problema de vender ropa por Internet es que el comprador nunca está seguro de si le va a quedar bien. «La época en la que la gente se adaptaba a la ropa se tiene que terminar. Debe ser la ropa la que se adapte a la gente», explica.

Y ha creado el Zozosuit, una especie de traje de mimo estampado con topos que, en realidad, son sensores. El cliente se lo pone, se baja una aplicación en el móvil, lo coloca sobre una superficie estable y da una vuelta sobre sí mismo mientras el móvil lo escanea y calcula sus medidas: en total, se toman 15.000 referencias. Con ellas se confecciona el patrón que sirve para cortar las prendas que el cliente compra on-line. En Japón se han repartido un millón de Zozosuits, gratis. El éxito es tal que la empresa planea expandirse a 72 países.

millonario contra el problema de las tallas

Maezawa con el traje que sirve para digitalizar con precisión las medidas del cliente

Su fortuna supera los 2.300 millones de euros. Compra obras de arte para exponerlas en público. Planea crear un museo en su ciudad, Chiba.