La pedicura con peces hace tiempo que se había puesto de moda. Por L. G. 

Los garra rufa, como se llaman estos pequeños peces, se usan en centros estéticos para eliminar impurezas y pieles sobrantes, aunque debe hacerse siempre con garantías higiénicas. Un spa turco va más allá y ofrece la posibilidad de una limpieza dental a cargo de los mismos pececillos. Para ellos, desde luego, es un festín. Para el cliente, dependerá de si se hace en la misma piscina que en la que hacen la pedicura…