La cosmética entra en una nueva era con la aplicación de la neurociencia al tratamiento facial. Shiseido abre el diálogo entre el cerebro y la piel para que no se pierda la conexión. Por Stefanie Milla

Todos sabemos hasta qué punto nuestra piel refleja lo que sentimos. Nos quedamos pálidos al asustarnos, nos ruborizamos si nos emocionamos, nos arde si estamos furiosos… El cerebro ‘habla’ con la dermis a través del sistema nervioso y ella, a su vez, también habla con nuestras neuronas a través de sus aproximadamente ochocientos mil receptores sensoriales que reaccionan ante multitud de estímulos.

Pero, como explica Nathalie Broussard -responsable de comunicación científica de los laboratorios Shiseido-, «con el paso del tiempo y la acción del estrés esa comunicación se vuelve más defectuosa, la piel responde peor y se hace más vulnerable».

sisheido

Essential Energy: estimula los receptores cutáneos para mejorar la respuesta de la piel a las agresiones externas. 73 euros

Ahora, por primera vez, un laboratorio ha logrado estudiar esas conexiones entre piel y cerebro para mejorarlas. Una fórmula pionera, convertida en el corazón de su línea Essential Energy, Shiseido, con la tecnología ReNeura Technology TM, que ‘rejuvenece’ esa respuesta sensorial de la piel y consigue que responda mejor y que se defienda y regenere con más eficacia.

Aromas antiestrés

shiseido neurociencia cosmetica

Doctora Nathalie Broussard, responsable de comunicación científica de los laboratorios Shiseido

  • El estrés es uno de los principales enemigos de la piel, y la aromacología ha demostrado ser una herramienta excelente para combatirlo.
  • ¿La razón? Somos incapaces de ‘bloquear’ los efectos de los aromas en nuestro organismo porque llegan directamente al sistema límbico, el centro de las emociones y memoria. De ahí el poder de esta ciencia, basada en los efectos de los diferentes aromas en nuestro sistema nervioso.
  • Shiseido ha sido pionera en aprovechar la aromacología en el campo de la cosmética. Su nueva línea Essential Energy aprovecha la acción antiestrés de la naranja dulce.