Nació en Santiago de Compostela en 1966. Estoy nominado al Goya como mejor actor secundario por ‘El reino’ y acabo de rodar la segunda temporada de ‘Vivir sin permiso’, donde hago el papel de Ferro. Por Virginia Drake / Fotos y vídeo: Javier Ocaña

XLSemanal. El reino tiene trece nominaciones, ya huele ‘su’ Goya?

Luis Zahera. ¡Yo qué sé! Huele bien, muy agradable. Son buenos tiempos y estoy en un momento dulce.

XL. Una trama de corrupción política, en la que casi acabamos poniéndonos de parte de los corruptos. ¿Lo entiende?

L.Z. (Ríe). Me lo dicen mucho y me llama la atención. Hay algo que te impregna y hace que te inclines por el lado de la mierda. Ya pasó con Hannibal Lecter, un tremendo asesino.

XL. ¿Cree que algunos políticos despiertan más rechazo aún que los corruptos?

L.Z. ¡Yo qué sé! [Ríe]. No sabría decirte dónde hay más mierda. Soy un gran pesimista en esto. La corrupción está institucionalizada y hay quien lo ve como aquel señor que presidió España [se refiere a Aznar] que decía que la corrupción es un fenómeno universal. ¡Hombre! A mí mis papás me educaron en una honradez extrema.

XL. La escena en el balcón de su despacho ya le hace de por sí merecedor del Goya.

L.Z. Agradezco mucho el comentario. Esa escena con Antonio de la Torre ha llamado mucho la atención a la gente, sí. Rodrigo Sorogoyen [director y guionista] me ha dicho que ya la llaman ‘la escena del balcón’, aunque me hubiera gustado más hacer la de Romeo y Julieta [ríe].

luis zahera

XL. Es en esa escena en la que dice que los corruptos son auténticos emprendedores que levantan el país, que manejan el poder, mueven el dinero y reparten cargos.

L.Z. Sí, los corruptos son poderosísimos. Tienen más poder que los políticos. Por eso, Cabrera -mi personaje- no entiende que lo persigan y lo dejen vendido. ¡En qué país estamos! [Ríe]. El papel de Antonio de la Torre es feo, pero el mío es feo hasta el paroxismo.

XL. Nunca hace de galán…

L.Z. Siempre me toca hacer papeles de tipos duros y malvados. Ya me gustaría a mí hacer de galán, maduro pero galán. A ver si lee esto algún director o productor y se anima a ofrecerme un papel así [ríe].

XL. Pero si todos los actores quieren papeles de malos.

L.Z. Pues los que hacemos siempre de demonios queremos hacer de buenos: el mundo al revés. Ahora estoy a punto de rodar una serie para Movistar, La unidad, en la que hago de poli bueno que persigue a los malos. es un paso.

XL. ¿Policía bueno con esos pelos?

L.Z. Es que voy a ser poli infiltrado, de la brigada de información: observo la cosa para que otros ejecuten. Me apetece mucho y, además, se rueda en Galicia.

Desayuno: mermelada y jamón

desayuno luis zahera

 

«Un zumo de naranja, un café con leche y tostadas del pan de Elena (en la plaza de Abastos de Compostela) con mantequilla, mermelada de naranja y jamón ibérico».

También te puede interesar…

Eva LLorach, Goya mejor actriz revelación

“Cuenta la leyenda que una vez se hacía cine español y no salía Antonio de la Torre”