Burgos, 1972. Soy más escritor que periodista; dirijo la web literaria Zenda y publico mi tercera novela, ‘Kolia’ (ed. Planeta), una historia de sueños, retos… y baloncesto. Por Virginia Drake / Foto y vídeo: Javier Ocaña 

XLSemanal. ¿Por qué dice que Kolia es su novela más autobiográfica?

Leandro Pérez. Porque yo he jugado al baloncesto hasta que ingresé en la universidad y he vuelto a aquellos años a través de mi hijo, que ahora tiene la misma edad que tenía Kolia: 14 años.

XL. ¿Y su hijo es, como su personaje, educado, obediente, estudioso y ordenado?

L.P. Es un hijo excelente y en muchas cosas no se parece a Kolia. En la novela intento reflejar cómo puede ser un buen deportista que quiere llegar a lo más alto.

XL. ¿La clave del triunfo?

L.P. Aparte de que tengas mucho talento y muy buenas condiciones físicas, tienes que ser muy disciplinado. Si no hay mucho esfuerzo y sacrificio, es muy difícil llegar. Pienso en Rafa Nadal, en Casillas… Hay mucho trabajo detrás.

XL. Es una novela muy blanca, idealista, llena de valores. ¿Igual que en su época?

L.P. Sí, es el mismo mundo de cuando yo jugaba. Participo desde hace 6 años como padre, viajo con el equipo de mi hijo y veo compañerismo, amistad, buen rollo… Somos una piña y nos llevamos todos muy bien. No edulcoro nada.

XL. Sus novelas previas (Las cuatro torres y La sirena de Gibraltar) inician una saga policiaca. ¿Abrirá con Kolia otra saga?

L.P. Pretendo escribir, sí, siete novelas negras, protagonizadas por Juan Torca, y no me he puesto fechas límite. He dejado a Torca por ahora en el banquillo para escribir Kolia, pero aún no he decidido nada para mi nuevo personaje.

XL. Pero ha dejado un final tan abierto que casi exige una segunda parte.

L.P. Los adultos que han leído el libro se han emocionado con la historia de Kolia; sin embargo, los adolescentes me piden saber qué pasa en el minuto siguiente o en la temporada que viene.

XL. ¿Entonces?

L.P. Kolia hoy tiene 16 años, un par más que cuando lo creé, en 2017, y muchas veces me imagino lo que le está pasando; así que, creo, seguiré su historia.

XL. La novela es corta ¿para animar a su lectura a los más jóvenes?

L.P. Al escribirla, no he pensado en su extensión ni en a quién va dirigida. He querido contar una historia concreta y me ha salido así. Es para cualquiera.

XL. ¿Es de los que piensan que los móviles, las redes, las series… ya no hacen niños lectores de libros?

L.P. No, soy optimista. Los chavales y los adultos leemos y escribimos hoy más que nunca. No tengo ninguna duda.

XL. ¿El libro de papel está en extinción?

L.P. No, perdura y es imbatible. Lo ves en las ferias literarias, en las bibliotecas públicas y en las librerías.

Desayuno: donde Alberto

Desayuno Leandro Perez

 

«Desayuno siempre en el bar de Alberto (en Burgos), que es amigo mío. Tomo un café con leche en vaso y un pincho de tortilla con cebolla».

 

 

Te puede interesar

Leandro Pérez: «Todos somos mestizos, como Kolia»