Tengo 38 años, soy modelo y actriz. Nací en Alemania, me crie en Huelva, me casé con un canario, mi hija es sevillana y vivo en Madrid. Lanzo la colección de moda baño: Blommer Sand Bikini. Hablamos con Laura Sánchez. Por Virginia Drake/ Fotografía: Javier Ocaña

XLSemanal. ¿Es verdad que fue su padre quien quiso que fuera modelo?

Laura Sánchez. Sí, y eso que es muy de campo, un híbrido entre Paco Martínez Soria y Alfredo Landa. Pero pensó que, si con 14 años medía 1,80, algún provecho habría que sacar a eso.

XL. ¿Cree que Paco Martínez Soria habría sido tan moderno con su hija?

L.S. Pues mi padre sí lo fue. Las transparencias le parecían lo más espectacular y natural del mundo.

XL. ¿Y su madre?

L.S. A ella le daba penita que su niña se fuera sola a trabajar con 16 años. No había Internet ni teléfonos móviles.

XL. ¿A cuál de los dos se parece más?

L.S. Los dos son bajitos. Mi padre mide 1,65 y mi madre, algo menos, pero mi hermano también es alto: 1,89. Y como dicen mis padres: «No preguntes más».

XL. Ha dicho: «Yo era muy marimacho y no me gustaban nada los trajes».

L.S. Me acomplejaban mis piernas largas y delgadas, en el colegio me llamaban ‘cigüeña’. Mi madre era costurera y me hacía vestidos que se quedaban en la percha sin estrenar.

Laura Sánchez: "Me gustan los hombres que se cuidan, pero no más que yo. Depilados del todo, no"

XL. En 1998, la agencia Elite la eligió Modelo del Año y fue Mejor Maniquí en Cibeles 2001-2002.

L.S. Sí, no paraba; ahora hago cuatro o cinco desfiles al año, pero los disfruto más que antes. A mí me empezaron a retirar cuando cumplí los 26.

XL. Trabajó en las series Los hombres de PacoLa fuga

L.S. Siempre papeles de asesina, policía lesbiana, transexual… Me gusta mucho porque, como eso no tiene nada que ver conmigo, es un reto muy grande.

XL. No le gustan los hombres depilados…

L.S. Depilados del todo, no. Me gusta que se cuiden, pero no más que yo.

XL. ¿Por qué diseña bikinis y no trajes de baño para las mujeres ‘menos flacas’?

L.S. Hay alguno, pero mis bikinis también sientan bien a las gorditas y sirven de ropa interior. Es una marca para sentirse muy segura de una misma.

XL. ¿Es verdad que los que más le gustan son los que menos vende?

L.S. Sí [ríe]. De los 30 estampados de este año, el más bonito para mí es el que menos han pedido. Y el que me parece más normal es el más vendido.

XL. Tiene una empresa de eventos y dicen que cocina bien. ¿Algo que se le dé mal?

L.S. Canto muy mal; pero esta mañana lo he dado todo en la ducha [ríe].

XL. ¿No se le pega el oído de su marido (el cantante y compositor David Ascanio)?

L.S. ¡Cero! Al principio, cuando me quería, decía que mi timbre es bonito; ahora, ni timbre bonito ni nada [ríe].

Desayuno: chute de cafeína

Laura Sánchez

“Cinco cafés sin azúcar. Tostada de pan de espelta con aceite de oliva y jamón ibérico de bellota de Huelva. Zumo de naranja y queso fresco o yogur natural”