Figueras, 1974. Soy una mujer trabajadora que se dedica a hacer televisión, música y entretenimiento. Presento en Cuatro ‘Mónica y el sexo’, un programa ameno y accesible sobre sexualidad. Por Virginia Drake / Foto y vídeo: Javier Ocaña

XLSemanal. Decidió tomarse un respiro, pero ha vuelto con toda la artillería. un LP, un recopilatorio de sus 25 años de carrera, cuatro conciertos y un programa que no deja indiferente: Mónica y el sexo. ¿Vamos a ver grandes diferencias entre la doctora Ochoa y usted?

Mónica Naranjo. La doctora Ochoa es una gran especialista en sexología, y yo estoy descubriendo qué es el sexo. Son dos programas totalmente distintos.

XL. En esta ocasión cuenta con la colaboración de personas muy conocidas: Boris Izaguirre, Carmen Lomana, Ana Milán.

M.N. Han pasado muchas personas famosas a hablarnos de sus intimidades y han sido muy generosas. También hemos contado con la generosidad de otra gente que nos ha abierto las puertas de su casa en distintas partes del mundo.

XL. ¿No se han expuesto demasiado los famosos?

M.N. No, porque yo también me he expuesto.

XL. Y eso que usted era una persona muy celosa de su intimidad.

M.N. Y lo sigo siendo. Pero para mí la sexualidad no ha sido nunca un tema tabú, mis padres siempre han sido muy abiertos sexualmente. Nunca he tenido que recurrir a la vecina de al lado para preguntarle algo sobre sexo.

Mónica Naranjo: "La sexualidad es mucho más que el orgasmo; la meta es más profunda y bonita"

XL. ¿Qué es lo que más le ha sorprendido haciendo el programa?

M.N. Lo saludable que está la gente que practica el sexo de manera libre. Y nos ha sorprendido que todos tienen sus peculiaridades: el japonés, el brasileño, el mexicano, el español. Aquí no hay nadie que sepa más que otros. No puedo decir: «¡Este sí que sabe!».

XL. Dicen que el español, como en el parchís, es muy de ‘comerse una y contar veinte’.

M.N. Sí; pero indiscreción hay en todas partes y, cuando has compartido un momento íntimo con una persona, no deberías ir contándole a todo el mundo lo que has hecho o dejado de hacer; se rompe el misterio y el encanto.

XL. ¿Y a qué conclusión ha llegado?

M.N. A que la sexualidad es mucho más que llegar al orgasmo. La meta es algo mucho más profundo y más bonito, donde influyen olores, sabores, tacto…

XL. ¿Quién cree que no verá el programa Mónica y el sexo?

M.N. Las personas a las que no les gusta este tipo de programa. Pero, con todo, yo creo que la curiosidad mata al gato, ¡jajaja!

Desayuno: variedad es gusto…

Mónica Naranjo: "La sexualidad es mucho más que el orgasmo; la meta es más profunda y bonita" 1

 

«No desayuno siempre lo mismo. Uno de los que más me gustan es: un par de tostadas de pan de centeno con aceite de oliva, queso havarti y chorizo. Y un café».

 

 

Te puede interesar

Mónica Naranjo: “¡Claro que me bajo música de internet! ¡Como todo el mundo!”