Salamanca, 1973. Como periodista, cuento historias reales en Cuatro; como escritora, historias de ficción. Publico ‘Calladita estás más guapa’ (Espasa), que recopila mis reflexiones sobre igualdad. Por Virginia Drake / Foto y vídeo: Javier Ocaña 

XLSemanal. Se define «muy curiosa».

Carme Chaparro. La curiosidad es un modo de vivir. Creo que avanzan más quienes tienen, más que las respuestas a todo, preguntas a todo.

XL. ¿Le han dicho muchas veces que calladita está más guapa?

C.C. No, pero me lo digo mucho a mí misma: soy muy ‘bocachancla’ [ríe].

XL. Diez años antes del #MeToo ya militaba.

C.C. Me convertí al visitar una casa de acogida de mujeres maltratadas y ver de verdad el riesgo que corren sus vidas.

XL. Ha cambiado algo en este tiempo?

C.C. Ver que todos los cabeza de lista de los partidos siguen siendo hombres me ha hecho escribir: «El 51 por ciento de la sociedad somos mujeres, ¡jajaja!».

Carme Chaparro: "Recibo bastantes amenazas, pero es mejor que lo hagan en las redes que en la calle"

XL. Muchas de sus opiniones no pasan inadvertidas para sus detractores.

C.C. Hace unos años, solo les parecía una ‘loquita’ en su mundo feminista; hoy, sus reacciones son mucho más agresivas. No soy la única que ha sufrido una campaña instigada desde algún grupo político. Y eso es peligroso: puede haber un desquiciado que un día vaya más allá.

XL. Le han llegado a decir que merece que la violen, ¿se siente amenazada?

C.C. Recibo amenazas muchos días y, por ser positiva, creo que es mejor que lo hagan en las redes que por la calle.

XL. ¿Y presiones políticas?

C.C. Nunca me han llegado. Me consta que a Cuatro, como a todos los medios, llaman mucho los políticos, pero tengo muy buenos porteros en la cúpula…

XL. Tras más de 20 años deja informativos para dirigir un programa, Cuatro al día, y se lo quitan meses después…

C.C. Fue una sorpresa. Le subí a Paolo [Vasile] un ejemplar del libro, dedicado: «Gracias por dejarme hablar por otras mujeres que no pueden hacerlo». Lo leyó y dijo: «Estoy pensando en otra cosa para ti». Y me ofreció Mujeres al poder. Días después supe que Joaquín Prat me sustituiría en Cuatro al día, y me alegro mucho por él y por el equipo.

XL. ¿Se va a arrepentir?

C.C. El nuevo proyecto me gusta mucho, aunque a la vez me apena el cambio porque llevo 23 años haciendo directo cada día. Pero ahora desayuno con mis hijas, algo que solo hacía en vacaciones.

XL. Por cierto, su hija menor casi nace en una sala de espera.

C.C. Sí [ríe]. Al llegar al hospital, me dejaron en urgencias esperando horas. Arañaba la pared del dolor mientras veía entrar al Ejército: estaban operando al Rey y cerraron la zona de maternidad. Mi hija tardó en nacer porque la retuvieron como pudieron hasta que terminaron de operarlo.

Desayuno: mejor los domingos…

Carme Chaparro

 

«A diario: solo una coca-cola bien fría, porque no tengo tiempo. Los domingos: un zumo de naranja y una tostada de pan con tomate y jamón ibérico».

 

 

 

Te puede interesar

María Rey: “Hay diputados que sujetan el bolso a una ministra para poder ser estrellas mediáticas”