Con un solo disco Billie Eilish, la cantante con cara de aburrimiento y diagnosticada por un síndrome de Tourette, se ha convertido en el mayor fenómeno musical de los últimos tiempos y acaba de arrasar en los Grammy

• “Morí a los 16 años y me reencarné en alguien llamado Billie Eilish”

Eilish tiene síndrome de Tourette, lo que se manifiesta en involuntarias expresiones de aburrimiento y hastío. Se lo diagnosticaron hace años y estuvo en tratamiento, pero no quería divulgarlo. «No quería que me definieran por una enfermedad». Sin embargo, alguien colgó en la Red una recopilación en vídeo de sus expresiones y se decidió a hacerlo público. Asegura que tiene el trastorno bajo control. «Ahora dicen que en realidad no tengo Tourette, sino alguna otra cosa. Hace poco leí un artículo en el que se decía que le saco partido a mi problema. Me entraron ganas de llorar. ¿Cómo pueden decir algo así? Lo oculté durante tres años y, cuando por fin me explico, resulta que es para sacarle partido…

No tengo el menor interés por lo que sale en Internet. Está lleno de listillos y lloricas, y no tengo por qué aguantarlos. Que les den mucho por saco. Ya no subo nada. Alguna frase de vez en cuando, y punto. Casi ni me atrevo a comentar fotos, siempre hay quien se ofende».

Te puede interesar

Aitana: “A veces pienso que sería muy feliz trabajando en una tienda de pueblo”