A sus 68 años, Don Johnson parece el hombre más feliz del mundo. Atrás queda una vida de excesos. Padre de cinco hijos, de tres mujeres diferentes –Melanie Griffith, entre ellas-, la estrella de ‘Corrupción en Miami’ hace balance en esta entrevista. Sin desperdicio. Por Chrissy Iley

Don Johnson es inconfundible. A los 68 años luce la misma barba de varios días que cuando era el Sonny Crockett de Corrupción en Miami, el policía que se pasaba las noches de marcha, tomaba drogas y no llevaba calcetines. Estamos charlando en un restaurante y Johnson tiene los pies bajo la mesa, así que no puedo ver si hoy lleva calcetines o no. Ante nosotros hay un plato con pan sin levadura, pero ni lo ha probado. No come pan ni carbohidratos de ninguna clase, tampoco bebe alcohol, por mucho que antes lo hiciera a mansalva. Llaman la atención sus ojos, que cambian de color. ¿Son azules? ¿Verdes? ¿Grises?

Su gancho sexual -por no hablar de sus americanas de Versace con las mangas subidas- definieron los excesos de los años ochenta. Johnson se casó con Melanie Griffith a los 26, cuando ella tenía 18. Se divorciaron a los 6 meses y volvieron a casarse 13 años después. Tras Corrupción en Miami se embarcó en una carrera musical; trabajó en otras teleseries y en varias películas con poca proyección. Su renacimiento -por así decirlo- tuvo lugar cuando Quentin Tarantino lo ‘redescubrió’ en Django desencadenado. «Unas veces estás en lo más alto… y otras no tanto», comenta encogiéndose de hombros.

“Me compraba Porsches porque es lo que haces siendo famoso. Consumir a lo bestia. Pero me lo quité todo de encima”

Hoy vuelve como protagonista de la película Book Club, en la que aparece junto con legendarias veteranas como Jane Fonda, Diane Keaton y Candice Bergen. La película va dirigida a un nuevo segmento del mercado: el de las personas de edad avanzada. Incluso está prevista una secuela.

«Estamos explorando un territorio nuevo. De hecho, en la tercera edad hay más ligoteo y más sexo que entre las personas de mediana edad. Antes llegabas a los 60 y se acabó lo que se daba. Pero hoy la gente se hace mayor y se dice que está en este mundo para aprovechar el tiempo, que no tiene sentido irte de él arrepintiéndote de no haber probado esto o lo otro. Una cosa es clara. nadie se va de este mundo diciendo arrepentido. ‘Hice el amor demasiadas veces’».

don johnson vida privada y sexo

Fruto de su segundo matrimonio con Griffith nació Dakota Johnson, la protagonista de 50 sombras de Grey’. «Dos almas gemelas volvieron a conectar para que ella pudiera venir a este mundo», dice

-Book Club es una comedia romántica de mujeres cuyas vidas dan un vuelco tras redescubrir el apetito sexual al leer 50 sombras de Grey. Precisamente, la adaptación de este libro al cine convirtió en estrella a la hija que tuvo con Griffith, Dakota Johnson. ¿Qué curioso, verdad?
-«Alto ahí. Si tienes intención de entrevistarme sobre Dakota y 50 sombras…, mejor lo dejamos, y así no pierdes el tiempo».
– ¿Por lo menos diga si ha leído el libro, ya que este forma parte de la nueva película?
-«Tan solo voy a decir una cosa sobre eso. La película desarrolla la situación cómica que se desencadena después de que estas señoras mayores lean 50 sombras de Grey. La película trata sobre estas mujeres maravillosas y, en último término, es una historia de amor».
– ¿Es verdad que se quedó prendado de Rupert Grint?
-«A ver, me cayó bien, sí. Pero eso de quedarme prendado…».
-Igual no había visto las películas de Harry Potter.
-«¿Lo dice en serio? Le recuerdo que tengo cinco hijos. Así que me las he tragado todas».


don johnson vida privada y sexo

Kelley Phleger es su esposa desde 1999. La conoció en una fiesta en la que le dijo que iban a casarse. Tienen tres hijos Grace es la mayor (a la izquierda). A la derecha: con Jesse, su hijo con Patti D’Arbanville

El actor tiene tres hijos con su mujer, Kelley Phleger, con quien lleva 20 años casado. Grace, de 18, Jasper, de 15, y Deacon, de 12. Tiene otro hijo, Jesse, de 35 años, fruto de su relación con Patti D’Arbanville. Y, por supuesto, está Dakota, de 28, nacida durante su segundo matrimonio con Melanie Griffith.

-Su personaje en Book Club es del tipo romántico. Hacía tiempo que no interpretaba un papel así.

-«Ya, pero tampoco es nuevo. Digamos que lo llevo en el ADN. El papel me resultaba completamente natural porque Jane Fonda me ha gustado muchísimo… desde siempre. Hace tiempo que nos conocemos. En su momento me apunté a un grupo por la paz y la justicia montado por Jane con la idea de estar cerca de ella. Por entonces tenía 21 años; ella era un poco mayor (tiene 12 años más). Me quedé prendado desde que la vi en ‘Barbarella’».

don johnson vida privada y sexo

En su nueva cinta, Book Club, John-son actúa con Jane Fonda. «Me ha gustado desde siempre. Me quedé prendado desde que la vi en Barbarella», dice el actor

-Jane Fonda ha declarado que pidió que usted fuera el coprotagonista. En la película, su personaje se encuentra con una mujer de la que estuvo enamorada 40 años atrás, y la pasión vuelve a florecer.
-«El arte copia a la vida, o la vida copia al arte, o algo por el estilo. No estoy seguro del orden de los factores. Pero es un sueño».


Nivel de azúcar en sangre

Johnson antes fumaba como un carretero, hasta que un día lo dejó de golpe; hoy tira de cigarrillos electrónicos. Ha renunciado a muchas cosas, y se las arregla para que todo parezca muy sencillo.

-«Todo es más fácil cuando te planteas si lo que haces te aporta algo; si no te aporta nada positivo, algo que te haga mejor, más vale dejarlo. He simplificado mi vida. No pruebo el azúcar ni los cereales. He descubierto que la clave para controlar tu estado de ánimo, tu peso y tu salud es controlar el nivel de azúcar en la sangre».

“Está claro. Nadie se despide de este mundo diciendo. ‘¡Me arrepiento. Hice el amor demasiadas veces!'”

En 2013 acabó una sonada disputa legal que mantenía con los productores de la serie Nash Bridges, quienes tuvieron que apoquinar los 19 millones de dólares que les reclamaba Johnson. Así que no fue por dinero por lo que se deshizo de su colección de coches de lujo. Los Lamborghinis y Porsches -dice- «eran muy poco prácticos». Y añade: «Ahora veo que compré todas esas cosas porque me decía que era lo que tienes que hacer cuando eres rico y famoso. Consumir a lo bestia. Pero me lo quité todo de encima».

– ¿Cuándo se dio cuenta de que estaba en lo más alto?

-«Mi intención era hacer algo que me apasionara… y resultó que me pagaban por hacerlo. La fama no pasa de ser un resultado colateral. Necesitas mucho tiempo para acostumbrarte a ella. Y hay quien nunca se recupera del todo».

don johnson vida privada y sexo

Con Philip Michael Thomas en Corrupción en Miami, la serie que, de 1984 a 1989, hizo de Johnson una estrella

-En el momento álgido de Corrupción en Miami, un día estaban rodando una secuencia en la calle y las mujeres que trabajaban en un edificio de oficinas empezaron a tirarle sus prendas interiores.
«Eso pasó de verdad. Fue muy cómico. Aún me entra la risa al recordarlo. Pero a estas alturas ya no pienso en la fama en esos términos. Mi presencia en las redes sociales es moderada. Estoy en deuda con mis seguidores en Instagram y demás, pero -a diferencia de muchos otros de mi edad- no necesito alimentar incesantemente las redes. También hay personas con mis años que pasan olímpicamente del tema. Jane Fonda sí que está en Instagram, o eso creo. Las redes te proporcionan una voz, pero también favorecen el egocentrismo, y eso no gusta. Que te pongan un ‘like’ no pasa de ser una pequeña inyección de dopamina en el cerebro. Abres tu cuenta en Instagram, ves que alguien te ha puesto un ‘like’ y, pum, te entra un pequeño subidón. Es probable que los de nuestra generación buscásemos ese mismo subidoncito de otras formas, pero me da dentera ver toda esa acumulación de egos desatados en competición».

“El amor que tuviste por una persona nunca muere. Solo cambia de intensidad”

-Siempre lo he tenido por un amante de los perros. Creció rodeado de canes y más de una vez ha hablado sobre su capacidad para comunicarse con ellos.
-«Soy un amante de los animales. Durante el tiempo que estuve viviendo en un rancho en Colorado tuve un verdadero zoológico: cabras, cerdos, gallinas, burros, vacas…».
-Vendió el rancho hace 12 años, después de 25. ¿Lo echa de menos?
-«No, nada de eso. Soy de los que prefieren pasar página. No estoy siempre mirando por el retrovisor. Mi mejor amigo, Hunter S. Thompson, quien vivía a medio kilómetro de distancia, ya se murió. Glenn Frey [de los Eagles] vivió allí, pero se marchó y después también murió; el bonito pueblo de esquiadores donde estaba mi rancho ya no era el mismo. Todo cambió, y no es raro. Si hay una realidad en la vida, es que las cosas terminan por cambiar».

don johnson vida privada y sexo

Melanie Griffith fue su primer amor… bueno, y el tercero, porque se casaron dos veces

-Su antigua suegra, Tippi Hedren, la madre de Melanie Griffith, estaba empeñada en rescatar a félidos en peligro de extinción.
-«Y me tocó cuidar de muchos de ellos. Eso de criar cachorros de león, de tigre o de leopardo era una gozada».
– ¿Un subidón de dopamina?
-«Ya lo creo. Cuando son pequeños y les das el biberón, eres como un padre para ellos. Y son muy cariñosos. Solían dormir con nosotros. Nos íbamos a la cama y un par de leones se subían a ella con nosotros».
– ¿Roncaban?
-«A veces».
– ¿En alguna ocasión creyó que se trataba de Melanie y resultó que acababa de darle un codazo a un león?
-«Las cosas no llegaron a tanto, pero si les das un codazo maúllan y se duermen al poco rato».
– ¿Estamos hablando de leones de buen tamaño?
«De leones adolescentes, de unos 9 meses. A partir de esa edad se vuelven complicaditos y empiezan a espantar a los vecinos. Tippi sigue teniendo a los adultos en la reserva de la que es propietaria. Los que dormían con nosotros en realidad eran de Tippi, pero formaban parte de la familia».

En su momento a Don Johnson lo apodaron Don Juanson. Siempre fue un mujeriego impenitente. Me confirma que perdió la virginidad a los 12 años con la niñera, que tenía 16. Fue muy precoz, «y a partir de ahí todo fue coser y cantar». Fue uno de los hombres más deseados de los ochenta, y su vida ha tenido mucho de alocada, como lo indica el hecho de haberse casado dos veces con Melanie Griffith.

“Si tu pareja te engaña, hay que perdonar. Si eres capaz de hacerlo, encuentras la felicidad”

Johnson ha tenido tres mujeres en cuatro matrimonios distintos, tres de los cuales resultaron efímeros. Los dos primeros fueron anulados en cuestión de días. Durante los ochenta tuvo numerosos líos de faldas. Vivió con la actriz Patti D’Arbanville durante 5 años. También tuvo una aventura con Barbra Streisand. Solo tiene buenas palabras para ellas.

Streisand «es una mujer maravillosa, maravillosa de verdad, y la mar de divertida. Continuamos siendo amigos. Suelo conservar la amistad con las personas con quienes conecto, porque son unos seres únicos, extraordinarios y el mundo es mejor gracias a ellos».

-Siempre se las ha arreglado para seguir estando cerca de sus antiguas parejas…

-«Vamos a ver. Eso de dejar de relacionarte con el otro porque ya no estáis juntos es del género tonto, y más si hay un hijo de por medio. En su momento os queríais, y ese hijo es la expresión de dicho amor. Y si hablas mal de la persona con la que tuviste ese hijo, también estás hablando mal del hijo. Del género tonto, como digo».
-Dice que es de los que pasan página y nunca miran por el retrovisor, pero volvió a casarse con Griffith…

-«Dos almas gemelas volvieron a conectar para que Dakota pudiera venir a este mundo. Melanie y yo nos queremos desde que éramos chavales. El amor no muere, sino que cambia de intensidad. Pero nunca muere. Pienso lo mismo sobre la vida en general. Somos energía. Y la energía no desaparece, se transforma. Justo lo que pasa con el amor».
-Si tu pareja te miente, te engaña, te deja, te hiere… ¿considera que hay que perdonarla?
-«Sí. Si eres capaz de perdonar -a todos, a tus familiares, amigos y amantes- y de desprenderte del resentimiento y la rabia, entonces encuentras la felicidad. El rencor no te ayuda en la vida. El perdón es la felicidad».

También te puede interesar…

Dakota Johnson: “He visto en mi familia el daño que Hollywood puede hacerte”

Melanie Griffith y los leones