Camas, respiradores, colchones… Las donaciones han sido fundamentales para montar casi de la noche a la mañana algo que creíamos exclusivo de las zonas de guerra: los hospitales de campaña. Se crearon hoteles medicalizados y los grandes de la gastronomía se pusieron manos a la obra para llevar comida hasta el último rincón.

ESPECIAL XLVALORES DAR ciudadanos y empresas en primera fila El milagro de las UCI exprés

En tan solo 18 horas se construyó el hospital de Ifema en Madrid para atender a pacientes con coronavirus. Unos 400 médicos y otras 600 personas de asistencia sanitaria, trabajando en decenas de salas temporales y 96 puestos UCI, han llegado a tener 3500 pacientes ingresados.

IFEMA y los hoteles mutantes. En tiempo récord se levantó un hospital de campaña 5500 camas y una UCI con 96 puestos, levantado gracias a un extraordinario esfuerzo. Un impresionante ejercicio de solidaridad que ya ha sido clausurado ante el descenso de nuevos casos. Los hosteleros, inmersos en un proceso de expedientes temporales de regulación de empleo, ofrecieron un lugar seguro en sus hoteles a pacientes que debían pasar la cuarentena.

La solidaridad de los fogones: los grandes de la gastronomía y establecimientos alimentarios han sumado sus esfuerzos para llevar comida allí donde se necesite. El sector se ha volcado en donaciones para garantizar el abastecimiento de los más vulnerables.