En marzo hará cuatro años que desapareció el avión de Malaysia Airlines MH370. Por L. G. 

Al vuelo 370 de Malaysia Airlines se le perdió la pista 40 minutos después de despegar de Kuala Lumpur rumbo a Pekín, con 239 personas a bordo. Y sigue sin aparecer. El Gobierno de Malasia ha decidido apostar por un penúltimo recurso para la búsqueda del avión de Malaysia Airlines: la compañía estadounidense Ocean Infinity. Con sus vehículos submarinos Seabed rastreará un área de 25.000 kilómetros cuadrados del océano Índico. La empresa cobrará 58,6 millones de dólares, poco comparado con los 115 millones que llevan ya gastados los malasios. Pero, además, los americanos solo cobrarán si encuentran el aparato. Tienen un plazo de 90 días para lograrlo.

La investigación se cerró hace ya tiempo, pero sigue habiendo múltiples versiones acerca de lo ocurrido. Está claro que, si dispusiéramos de una grabación de vídeo de la cabina, tendríamos más certezas, pero los pilotos no están muy a favor, ya que consideran es una clara interferencia en su privacidad.

Para localizar el avión se ha intentado de todo, incluso rituales de chamanismo. Más efectivos debieran resultar los esfuerzos de los equipos de búsqueda, que inicialmente fueron solo aéreos (con diez aviones militares y cuatro civiles), a los que se añadieron navíos y el submarino autónomo estadounidense Bluefin-21, capaz de sumergirse por debajo de 3000 metros. A todo eso hay que sumar el esfuerzo de millones de internautas que han analizado las imágenes satélites. Es como buscar una aguja en un pajar, solo que la aguja es un Boeing 777 de 60 metros de envergadura; y el pajar, un área tan grande como Extremadura. 


También te puede interesar sobre el vuelo de Malaysia Airlines…

Vuelo Malaysia Airlines, un enigma resuelto

Vuelo 370 Malaysia Airlines. ¿Dónde está mi familia?

6 cosas que no serán iguales tras el vuelo de Malaysia Airlines