Cada dos horas mueren seis bebés y una madre en Yemen. Unicef alerta sobre las consecuencias de la guerra en próximas generaciones. Por Fátima Uribarri

Cada dos horas mueren en el Yemen una madre y seis recién nacidos por problemas en el embarazo o en el parto. Lo recoge el último informe de Unicef. La malnutrición y el cólera galopan sin freno en este país en guerra desde 2015. Unicef calcula en casi 1,1 millones los menores con malnutrición y en 1,6 millones los yemeníes con cólera; de ellos, casi el 29 por ciento son menores de cinco años.

La mayoría de los niños del Yemen muere por dolencias curables

Human Rights Watch aporta otra cifra terrible: 14 millones de yemeníes están en peligro de muerte. Es especialmente sobrecogedor que la mayoría de los niños muera por malnutrición, cólera o infecciones respiratorias, dolencias curables. Esta catástrofe humanitaria -recuerda Unicef- repercutirá en las generaciones futuras.

Te puede interesar

Venezuela, donde los niños mueren de hambre