Las cifras son alarmantes: casi un 30 por ciento de los alumnos españoles repite curso, una tasa muy superior a la media de la Unión Europea. Reducir ese porcentaje se ha convertido en la asignatura pendiente del sistema educativo español, pero la propia medida está en entredicho. ¿Es efectivo repetir curso? ¿Mejora los resultados posteriores de los alumnos? Lo debatimos con dos expertos en educación. Por Raquel Peláez / Fotos: Felipe Romero 

España es uno de los países con la tasa de repetición más alta: según el último informe PISA, un 28,7 por ciento de los alumnos españoles repite curso, frente al 11,4 por ciento de media que tienen el resto de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). ¿Fallo del sistema? ¿Falta de autoridad?

• Educación, la asignatura pendiente

Este mismo informe concluye que la repetición no mejora el rendimiento y asociaciones como Save the Children han denunciado que se trata de una medida ineficaz y socialmente injusta. En busca de respuestas, reunimos a dos profesores con larga experiencia: Mariano Fernández Enguita, catedrático de Sociología y experto en Educación; y Ricardo Moreno Castillo, licenciado en Matemáticas y doctor en Filosofía.

XLSemanal. ¿Qué está pasando en nuestras aulas?

Ricardo. El problema es que el profesor ha perdido la autoridad. Es esa idea ingenua de la izquierda de que para que la enseñanza llegue a todos hay que bajar el nivel… Y se ha bajado hasta tal punto que se disfraza la ignorancia con una hojarasca de palabrería como autoestima, habilidades… Todo para decir que el niño no sabe.

Mariano. Yo creo que ese modelo de «lo que falta aquí es dureza» no funciona. Un sector del profesorado piensa que se debe bloquear todo el progreso de un alumno porque no haya avanzado en alguna materia. ¡Pero nadie en su vida repetiría un año porque algo le salió mal! Te ocuparías solo de esa parte. La repetición es una manía francesa, que ellos ya han abandonado en gran medida. Sin embargo, España está a la cabeza de Europa. Es sencillamente una barbaridad, a no ser que alguien crea en la inferioridad de la raza ibérica.

¿Es efectivo repetir curso?

Fuente: ODCE (2019), a partir de Pisa 2018

XL. ¿Pero por qué existe ese empeño en que los alumnos repitan?

Mariano. Casi diría que nos gusta suspender. Según el informe PISA (que mide el rendimiento académico), las diferencias entre los alumnos españoles y los de otros países son pequeñas. Sin embargo, las tasas de fracaso en España son enormes. Aquí existe la idea de que hay que suspender porque, si no lo haces, es que no te tomas tu asignatura en serio.

Ricardo. Esa anomalía se explica porque hoy en día el sistema es un desastre. Si desde pequeños se inculcara el hábito del trabajo, no haría falta repetir. Y, si se da importancia al conocimiento, repetir es útil porque lo que no has entendido en un año lo harás en dos. Pero hoy, si no das un palo al agua, sabes que no vas a repetir por segunda vez y que terminarás aprobando por imperativo legal.

“En un sistema bien pensado se repetiría menos. Hay que quitar esa idea de que los niños tienen que estar motivados, ir felices a la escuela, cultivar la autoestima… A la escuela se va a conocer”, Ricardo Moreno

XL. ¿Y qué proponen para solucionarlo?

Ricardo. En un sistema bien pensado se repetiría menos. Hay que quitar esa idea de que los niños tienen que estar motivados, ir felices a la escuela, que tienen que cultivar la autoestima… Al colegio se va a aprender y, aunque hay un tiempo para divertirse, si se inculca el hábito de trabajo desde los 6 años, habría menos repeticiones. Y sobre todo si no se regalaran los aprobados. Al final llegan a bachillerato niños que no pueden entender un libro de texto.

Mariano. Hay países donde la repetición está casi descartada, como el sistema educativo en Finlandia, Islandia, Noruega o el Reino Unido. Y yo no diría que sus niños están hiperconsentidos o que les va peor en la vida.

Ricardo. Un niño que pasa con muchos suspensos bloquea el aprendizaje de los demás. Porque no se entera de nada y, cuando un niño se aburre, empieza a molestar a los otros. Y ahí es de justicia para las familias con menos recursos que el ambiente que no tienen en casa lo encuentren en el instituto. No es cuestión de horas de clases, yo creo que aquí hay demasiadas, porque existe el concepto de escuela-guardería. Debería haber planes de estudio más realistas y menos horas. Pero también unos mínimos: el alumno tiene que saber que ha de poner de su parte porque, si no, no pasa.

¿Es efectivo repetir curso? 2

Mariano Fernández Enguita, catedrático de Sociología en la Universidad Complutense. Autor de una veintena de libros, entre los que destacan ‘La profesión docente y la comunidad escolar’, ‘El fracaso y el abandono escolar en España’ y ‘Más escuela y menos aula’. Actualmente es director del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP).

XL. ¿Qué estamos haciendo mal?

Mariano. El enfoque no puede ser que tenemos mucha repetición porque hacemos algo mal. Francamente, no creo que el sistema español sea sustancialmente distinto al del resto del mundo. Lo radicalmente distinto es la tasa de repetidores.

Ricardo. El problema es que se han hecho montones de universidades en España que compiten a la baja porque, si no, se quedan sin alumnos. En Finlandia hay menos y entran menos alumnos. Pero aquí ha habido una inflación de universidades y el nivel ha bajado, salvo en algunas que se han puesto muy serias y no han entrado en tontadas pedagógicas como Medicina y algunas ingenierías. Y, por otra parte, los profesores de instituto, los que entraban ya con la Logse, tenían mucho menos nivel.

Mariano. No tenemos indicadores generales de que todo vaya mal. Ahora, eso no quiere decir que no esté de acuerdo contigo sobre el profesor blando, el colega profe y otras cosas… Pero poner eso en la base de la repetición no se sostiene. Yo he ido a clase con repetidores y eran siempre el problema. Un alumno al que has separado de sus amigos, lo has mandando con los pequeños, has disminuido su estatus, al día siguiente está buscando cómo recuperarlo. Y, como no va a ser académicamente, se busca otras maneras, generalmente disruptivas. La repetición no tiene efectos positivos. Y por último: es muy caro. En España, Holanda y Bélgica se calcula que el 10 por ciento del presupuesto de educación se va en los repetidores. ¿Para qué? Para nada.

XL. Save the Children denuncia que la repetición es una medida socialmente injusta: a igual rendimiento, el alumnado con menos recursos repite cuatro veces más.

Ricardo. Yo, cuando empecé en un instituto en Galicia, conocí a labradores y marineros que eran magníficos educadores. Hacían que los niños estuvieran quietos haciendo las tareas, con la televisión apagada. ¿Que no te sale un problema? Se lo preguntas al profesor, que para eso está. Y esos hijos son mucho más afortunados que si tienen un padre con medios pero que han consentido al niño. Conocí a niños criados por una abuela que les decía: «Mira, majete, tus padres están en Alemania para que tú tengas una vida mejor que ellos. Yo te estoy cuidando a ti cuando me tenían que estar cuidando a mí. Lo que no te voy a estar es persiguiendo para que hagas las tareas». Una abuela de hace 40 años, probablemente analfabeta, pero con dos dedos de frente era mucho más útil para un niño que toda esa cantidad de orientadores, expertos, psicólogos y pedagogos que pululan por los institutos y que muchas veces crean más problemas de los que resuelven.

Mariano. Sabemos que la diferencia no está entre ser rico o ser pobre. Lo determinante es el nivel formativo de tus padres. No es el capital económico, es el capital cultural y educativo. Es el grado de familiaridad que tienen tus padres con la escuela, el grado de familiaridad con el que se pueden dirigir al profesor…

“Si se da importancia al conocimiento, repetir es útil porque lo que no has entendido en un año lo harás en dos”, Ricardo Moreno

XL. ¿Ahora hay demasiada intervención de los padres?

Ricardo. Las AMPA deberían tener menos poder. Y aquí enlazamos con el pin parental. Creo que está muy clarito lo que tienen que enseñar los profesores, que es fundamentalmente los conocimientos. Cosas que forman parte de la vida privada, como la religión o los sentimientos o la educación sexual, deben enseñarlas los padres. Y si esas cosas están bien separadas, no tiene nada que hacer un pin parental. ¿Pero hasta dónde podríamos llegar? ¡A que yo no deje que mis hijos vayan a Latín porque estudian la guerra de las Galias si yo soy pacifista!

Mariano. El pin es individual, no son las AMPA. Yo creo que los centros de enseñanza deben ser transparentes. Familias mejor informadas generarían menos problemas que las que viven de informaciones parciales, rumores, WhatsApp… Nunca habrá un acuerdo total entre todas las familias, ni entre ellas y la escuela. Habrá un medio acuerdo. Pero, si la constitución y la ley dicen que la sexualidad es algo que hay que respetar, entonces en la escuela se debe aprender eso, guste o no guste a la familia.

Ricardo. El pin es un delirio, pero yo también he tenido que lidiar mucho en mi época de director con padres que querían opinar. Por ejemplo, con padres a los que han suspendido a su hijo. Normalmente son padres de hijos que tienen el examen en blanco.

“El enfoque no puede ser que tenemos mucha repetición porque hay algo que hacemos mal. No creo que el sistema educativo español sea sustancialmente distinto al del resto del mundo”, Mariano Fdez. Enguita

XL. ¿Existen casos concretos en los que esté especialmente contraindicado repetir? Por ejemplo, los niños con TDAH. Las estadísticas indican que solo un 25 por ciento completa el bachillerato.

Mariano. Es un tema muy complicado. Por un lado, está claro el valor de la inclusión, la convivencia… y, por otro, la dificultad de tratar ese nivel de diversidad y la capacitación o no de los profesores para ello. El TDHA está sobredimensionado porque tendemos a patologizar los comportamientos que no nos gustan y yo creo que, francamente, lo patológico es la estructura del aula. Eso de estar cinco días a la semana, 35 semanas al año y 20 años de tu vida…

Ricardo. Yo también creo que ha habido una obsesión de patologizarlo todo, que es una manera de quitarnos responsabilidades. El niño nunca es responsable, los padres en realidad es que no estaban informados de la patología…

Mariano. Puede ser que efectivamente no seas capaz de controlarte, pero puede ocurrir que lo insoportable sea estar tanto tiempo de esa manera en un aula.

¿Es efectivo repetir curso? 3

Ricardo Moreno Castillo, licenciado en Matemáticas y doctor en Filosofía. Ha sido catedrático de instituto hasta su jubilación y profesor asociado en la Facultad de Matemáticas de la Universidad Complutense. Es autor de más de veinte obras sobre matemáticas, historia, pensamiento y filosofía, como ‘Panfleto antipedagógico’ o ‘Breve tratado sobre la estupidez humana’

XL. También hay un dato positivo: la tasa de repetidores bajó dos puntos porcentuales en España desde 2015.

Mariano. Sí, pero es muy poquito. No significa nada. Cuando hay discusión sobre algo, ese algo mejora. Cuando hubo mucha discusión sobre el fracaso escolar en la EGB, que estaba en el 33 por ciento o así, llegó a bajar hasta el 18. Cuando hay mucho debate sobre un tema, el profesor -que es el que pone las notas- se sensibiliza con ese indicador. Eso significa que ese 3 por ciento que repite menos ha tenido suerte, pero si tenemos un 30 por ciento el problema es estructural y cultural, no un problema que se pueda recortar poquito a poquito.

XL. ¿Conclusión?

Mariano. Yo lo primero que haría es eliminar la repetición. Hacerla casi prohibitiva. En un colegio o instituto, lo que tienen que hacer es detectar los problemas antes y buscar soluciones. Que no consisten simplemente en poner más profesores, sino más imaginación, otras medidas de aprender y enseñar. No hay fórmulas generales porque yo creo que los problemas no son homogéneos para unos alumnos y otros. Por lo tanto, lo primero sería diagnosticar antes e intervenir antes. Y la segunda medida sería distinguir la promoción de la titulación. O la titulación de los requisitos de acceso.

“Nuestra tasa de repetición frente al resto de Europa es una barbaridad. A no ser que alguien crea en la inferioridad de la raza ibérica”, Mariano Fdez. Enguita

XL. ¿A qué se refiere?

Mariano. Es una recomendación que nos hizo la OCDE: no sigan ustedes obsesionados con que el problema es aprobar la ESO para ir al bachillerato o aprobar este para ir a la universidad. Dejen que la gente avance, pero con otro tipo de titulación que te siga permitiendo acceder a un tipo de formación, pero no a otra. No quiero decir formación profesional sí y universidad no, que es lo tentador, porque hay especialidades de formación profesional superior que son más complicadas que algunas carreras universitarias. Pero puede haber una titulación que te permita seguir estudiando. Lo que no podemos hacer es suspender al 30 por ciento y tener una tasa de abandono del 40. Y, por último, creo que se debe evaluar más globalmente; lo importante es el balance del curso.

Ricardo. Si el chaval no sabe nada, es mejor decírselo. Y se le abren dos posibilidades: «O repites, te aplicas y sigues con tus estudios; o te engañamos y pasas». Pero ese chico que, si en su momento hubiera repetido, podría ir a la universidad; si no lo hace, al final se encuentra con un muro. Pasar de curso a quien no sabe nada es un engaño y el engaño nunca es bueno educativamente.

Mariano. Incluso si yo pensara así, que se han perdido los hábitos de estudio…, una universidad puede perfectamente -en vez de confiar en que los profesores de secundaria y primaria hagan repetir a tiempo a los malos alumnos- decir: «Para entrar aquí, hay que hacer esta prueba; y si usted no ha aprendido lo suficiente, pues tómese un año para hacerlo».

Ricardo. Pero si ese chico no sabe ni interpretar un texto porque no le han enseñado a leer…

Mariano. O porque le han aburrido leyendo.

Ricardo. Pues hay que hacer un esfuerzo.

Mariano. Pero, mira, uno hace un esfuerzo por dos cosas: porque le gusta o porque le ve una utilidad de futuro.

Ricardo. O porque es tu obligación. Tampoco es malo saber que hay obligaciones que a veces no te gustan. Solo el conocimiento te da curiosidad para seguir aprendiendo.

Te puede interesar

Siete mentiras de la escuela tradicional, según el experto en educación Sir Robinson

Cita con los mayores especialistas del mundo en educación

Repetir curso: el mal francés