El robot Curiosity sigue enviando noticias ilusionantes sobre indicios de vida en el planeta rojo. Sus últimos hallazgos: nitrógeno, hongos y unos guijarros pulidos. Por Fátima Uribarri

¿Y si la vida surgió en Marte?

El robot explorador Curiosity es una fuente de alegrías para la NASA. Su misión iba a durar dos años y ya lleva siete -desde 2012- trajinando en Marte. Su objetivo era encontrar pruebas de que en aquel planeta hay o ha habido vida, y estudiar el clima, el terreno y los requisitos necesarios para enviar allí una misión con astronautas.

Curiosity también ha encontrado compuestos de nitrógeno en la superficie de Marte

Las últimas noticias son alentadoras: Curiosity acaba de encontrar compuestos de nitrógeno en la superficie de Marte. Es algo novedoso e ilusionante, pero no definitivo. Hay que esperar -dicen en la NASA- nuevos análisis.

vida en marte rocasd

No quieren precipitarse tampoco con la reciente noticia -publicada en el Journal of Astrobiology and Space Science-que habla de hongos y líquenes descubiertos por Curiosity: en la NASA ni lo niegan ni lo confirman. Mientras tanto, tras un breve parón por problemas técnicos, Curiosity sigue enviando imágenes que alimentan la ilusión, como la de unos guijarros parecidos a guisantes que podrían ser del lecho de un río.

CURIOSOS HALLAZGOS MARCIANOS

Unas cortezas parecidas

El robot Curiosity ha hallado en Marte unas rocas ricas en sílice con una composición muy similar a la de la corteza continental terrestre. Hasta ahora se creía que esa composición era propia únicamente de la Tierra. Los investigadores barajan la idea de que estas rocas de sílice sean restos de una antigua corteza marciana.

El gran cañón marciano

El rover de la NASA ha fotografiado unas impresionantes formaciones rocosas esculpidas por la erosión. Es un paisaje que recuerda al cañón del Colorado y que se ha formado, hace miles de millones de años, gracias a los fuertes vientos de Marte, que han ido desprendiendo la arena. También Curiosity ha localizado dunas desenterradas.

Un lago apto para la vida

El cráter Gale se formó por la colisión de un meteorito en Marte hace 3600 millones de años. Curiosity ha descubierto que cuenta con un lago con unas condiciones geoquímicas muy similares a las de los lagos terrestres, con una estratificación química diferente en la superficie y en la parte más profunda. Podría haber albergado vida.

Colección de minerales

En su lento pero efectivo deambular por Marte, Curiosity se ha encontrado una roca peculiar, muy lisa y brillante. Se cree que es un meteorito. Otro robot, el Opportunity, detectó antes otra roca especial: la llamaron Esperance y en ella había restos de un mineral de arcilla, propio de un ambiente húmedo y no muy ácido. Otra sorpresa.

Te puede interesar

China, a la conquista del espacio

Este ‘ojo’ verá el origen del universo