Durante siete horas este leopardo sembró el pánico en la ciudad india de Jalandhar. Agentes forestales le dispararon tres tranquilizantes, pero no le hacían efecto. Por Fátima Uribarri

En su alocada incursión urbana hirió a seis hombres: uno de ellos es el de la foto, que se llevó un mordisco. No fue grave. El animal no se ensañó. Continuó su huida saltando muros y colándose en patios. Sus carreras provocaron estampidas de los vecinos que recuerdan a los sanfermines.

En la India hay entre 12.000 y 14.000 leopardos. La deforestación y el crecimiento urbano hacen que estas incursiones sean cada vez más frecuentes. El Gobierno ha repartido instrucciones en algunas poblaciones sobre cómo comportarse cuando aparece uno de ellos en las calles.

Te puede interesar

La despensa de los leopardos