Los tiburones son unos animales fascinantes y forman parte del planeta antes de la existencia de los dinosaurios. Hoy los humanos matamos a unos cien millones de ejemplares al año.

Pescadores y científicos se unen para salvar la crías de tiburón

Canibalismo intrauterino

Cada especie es un mundo… Los embriones del tiburón toro se devoran unos a otros en el vientre materno. Así sobreviven los más aptos. Al tiburón cerdo le encanta la soledad. Se alimenta de huevos de otros tiburones. Usa su boca de abrelatas. Les hace un agujerito y absorbe su contenido.

Los más peligrosos

Algunos tiburones pueden pasar meses sin comer. Y los humanos no somos parte de su menú. De las casi 400 especies, solo 12 son peligrosas, aunque casi todos los ataques provienen de tres: el tiburón blanco, el tigre y el toro. El porcentaje de muertes por tiburón en todo el mundo es insignificante.

No pueden dejar de nadar

Nunca pueden dejar de nadar, pues carecen de vejiga natatoria y no flotarían; tampoco podrían respirar, pues abren la boca mientras se mueven para absorber oxígeno. Diferentes partes del cerebro ‘duermen’ por turnos.

Te puede interesar

El tiburón ballena, el pez más grande del mundo