Donde hubo fuego… cenizas quedan. Y esto, tras los incendios en Australia y las erupciones en Filipinas, tiene temibles consecuencias. Por F√°tima Uribarri / Fotos: Getty Images¬†

Despu√©s de los grandes incendios y erupciones volc√°nicas quedan toneladas de cenizas. Eso tiene consecuencias. ¬ęPueden fertilizar el suelo porque aportan calcio, potasio, magnesio e incluso f√≥sforo. Ese es el factor positivo. El negativo es que pueden contener micronutrientes como manganeso o zinc, que en concentraciones demasiado altas pueden ser t√≥xicos¬Ľ, explica Seraf√≠n Gonz√°lez Prieto, experto en bioqu√≠mica del suelo del Instituto de Investigaciones Agrobiol√≥gicas de Galicia.

La ceniza provoca problemas respiratorios a la poblaci√≥n. Y la que no es arrastrada por el viento o el agua ‘ahoga’ a las plantas a las que sepulta.

Para evitar los efectos nocivos, habr√≠a que retirarlas, pero si la cantidad es inmensa resulta inviable. ¬ęLa soluci√≥n es estabilizar la capa de cenizas sembrando especies herb√°ceas de la zona, que crecen r√°pido y fijan sus ra√≠ces, o alfombrar el terreno con un manto de virutas de madera o paja¬Ľ, explica este experto. Ambas medidas, que a menudo se combinan, protegen el suelo de la erosi√≥n. Lo ideal es evitar que las cenizas, que son alcalinas, lleguen al agua porque alteran su pH; y, si la enturbian demasiado, pueden incluso bloquear las branquias de los peces y provocar su asfixia.

Olas de ceniza

Conocer Zoom Donde hubo fuego... 1

Las combustiones parciales de materia vegetal generan hidrocarburos aromáticos policlínicos, que son cancerígenos. Hay que evitar que lleguen a los cursos de agua potable. Aquí, restos de ceniza en las playas de Australia.

Nieve que parece arena

Conocer Zoom Donde hubo fuego... 2

Cenizas procedentes de los incendios de Australia han cubierto la nieve de glaciares y monta√Īas de Nueva Zelanda y aceleran su deshielo hasta en un 30 por ciento porque la ceniza oscurece la nieve y refuerza la retenci√≥n del calor del sol.

Foto principal En la foto, una aldea tapizada con cenizas del volc√°n filipino Taal.

Te puede interesar

Estamos rodeados de más sustancias tóxicas de lo que creemos