Hablamos con un experto que nos ayuda a descubrir el estado anímico de tus hijos durante el confinamiento debido a  la crisis del coronavirus. Por Raquel Peláez

El poder de los dibujos infantiles durante la cuarentena 3

En señal de agradecimiento, como forma de expresar sus sentimientos o por simple diversión. Los dibujos han formado parte del confinamiento infantil durante la crisis del coronavirus, circulando por salones, redes sociales y hasta colgados del balcón.

Hablamos con David Cortejoso, psicólogo sanitario del Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León, para saber si los dibujos nos pueden dar alguna pista sobre el estado emocional de los niños durante esta cuarenta. «Su interpretación es una herramienta más que utilizamos los psicólogos, pero no podemos sacar una conclusión diagnóstica solo a través de ellos. Es fundamental recalcar este punto. Cuando queremos evaluar los efectos de una situación como esta de confinamiento prolongado tenemos que valernos también de entrevistas y de la observación. Lo más importante es comprobar si ha habido mucha variación con respecto a la forma de dibujar que tenían antes del periodo de confinamiento».

Puntos a interpretar:

→ Dirección del dibujo

Si el niño es diestro, lo normal es que empiece a dibujar en una zona de la hoja y vaya hacia la derecha y al contrario, en el caso de los zurdos. Si esa dirección en el trazo ha cambiado durante el período de confinamiento por el coronavirus, puede poner en evidencia una tendencia al aislamiento, sentimientos de tristeza o distanciamiento con la realidad.

→ La presión del trazo

Cuando hacen unos trazos muy fuertes puede significar agresividad, rabia o poco control de los impulsos. En el otro extremo, cuando es muy débil, a veces imperceptible, puede significar que haya mucha inhibición, excesivo control de sus impulsos y esto no siempre es bueno porque hay determinadas situaciones en las que tiene que defender su postura.

El poder de los dibujos infantiles durante la cuarentena 5

→ La continuidad de las líneas

Cuando el niño dibuja las líneas de forma continua significa que hay seguridad, que está contento con sus relaciones sociales y que se siente protegido por su familia. Sin embargo, cuando la línea es de trazo discontinuo, intermitente, puede ser un síntoma de introversión o que tenga algún problema de relación en su entorno más inmediato.

→ Las borraduras

Si hay muchas, puede hablar de inseguridad. Que esté constantemente borrando y volviendo a dibujar es que no está seguro con el acabado y con lo que quiere trasmitir.

→ La posición de los elementos

El en caso de los dibujos de su familia es muy significativo cómo colocan a los miembros. A quién empieza dibujando, el orden, el tamaño de cada uno, el que a veces haya miembros que no tengan suficientes detalles o que no aparezcan. En el caso de niños que han sufrido la pérdida de algún familiar, es muy probable que se demuestre es sus dibujos. Cada uno afronta el duelo de una forma distinta, pero en estos casos suelen utilizar colores muy muy oscuros o seguir incluyendo al familiar fallecido. Eso puede significar que todavía no lo ha asimilado.

Te puede interesar

Los niños y la cuarentena: la fuerza de la imaginación

Los niños y el confinamiento: cómo va a afectarles