Los enfermos de alzhéimer empiezan a tener las primeras alteraciones en el cerebro veinte años antes de que comience a manifestarse la demencia. Por Veronika Hackenbroch

Resulta muy complicado dar con un tratamiento adecuado. Los primeros síntomas de la enfermedad solo afloran cuando ya gran cantidad de neuronas han perdido su función o han muerto.

version

1. INVESTIGACIÓN DE LOS BETA-AMILOIDES

En el cerebro, pequeños fragmentos de proteína llamados ‘beta-amiloides’ se desprenden por acción de las enzimas. Es un proceso natural que no provoca trastornos.

Pero, en los enfermos de alzhéimer, los beta-amiloides se amontonan y crean grandes placas que se extienden por el cerebro. La terapia de anticuerpos persigue eliminar el beta-amiloide. Los inhibidores enzimáticos podrían evitar el exceso de estos fragmentos proteicos.

2. INVESTIGACIÓN DE LA REACCIÓN INMUNE

El sistema inmunitario del cerebro lo forman las células de la microglía. Destinadas a protegernos, atacan al beta-amiloide. Sin embargo, en los enfermos de alzhéimer estas células están como aletargadas y no consiguen eliminarlo. Tratamientos basados en enfoques novedosos intentan influir en esta terrible reacción inmunitaria.

3. INVESTIGACIÓN DE LA PROTEÍNA TAU

Cuando la proteína tau -cuya principal función es estabilizar las neuronas- resulta dañada, se acumula formando ovillos que se extienden a lo largo del cerebro. Al principio, este fenómeno afecta al funcionamiento de las neuronas, pero con el tiempo acaba produciendo su muerte. Los científicos están trabajando en sustancias que puedan impedir o revertir los daños causados por la proteína tau.

También te pueden interesar más artículos sobre Alzhéimer…

 Alzhéimer… ¿la cura imposible?

Qué es alzhéimer y qué no en 10 puntos

Alzheimer, un doctor inolvidable

Alzhéimer, el lugar donde todos olvidan