Para ganar, hay que sufrir. Es lo que muestra esta imagen de la rusa Dina Averina durante los II Juegos Europeos, celebrados en Minsk. Por V.A.

Dina Averina es la mejor gimnasta de los últimos años. Esta imagen de la doble campeona del mundo en 2017 y 2018, actual dominadora absoluta de la modalidad junto con su hermana gemela Arina -ambas, de 20 años-, muestra el dolor y el sacrificio que acompañan a la belleza de un deporte cuya dificultad técnica pasa muchas veces inadvertida. Todo un caramelo para los fotógrafos deportivos.

Estas hermanas gemelas rusas nacidas el 13 de agosto de 1998 descubrieron el mundo de la gimnasia rítmica gracias a su madre. Su primera participación en una competición internacional tuvo lugar en los Juegos Juveniles de Rusia y China en 2011, donde Dina se alzó con la medalla de oro y su hermana ocupó el 5º puesto.

Te puede interesar

Gimnasia y abusos con Tania Lamarca