El Internet de las cosas es el mayor desafío de ciberseguridad de la historia. Por Carlos Manuel Sánchez

• El mundo en peligro: desde los contadores de la luz hasta los hospitales

El año que viene habrá 80.000 millones de electrodomésticos conectados. Pero los avances en domótica –la automatización de las viviendas– han descuidado la protección, advierten los expertos. Y pueden convertir estos aparatos en bombas de relojería.

Ya hay malware específico –como los virus Mirai y Persirai– que los convierte en zombis. La empresa Hewlett Packard considera que el 70 por ciento de estos dispositivos tiene vulnerabilidades en sus contraseñas, permisos y cifrados. Empezando por el router, que es la puerta de entrada y salida. Siguiendo por los asistentes de voz, que siempre están escuchando a la espera de que el usuario pronuncie la palabra ‘mágica’ que los activa. Nuestras conversaciones podrían ser leídas por terceros durante la transmisión a la nube. Pero los eslabones más débiles son los objetos que creemos más inofensivos, como una cafetera conectada, desde la que se podría acceder a nuestro móvil y a la red wifi sin contraseña. O un juguete, por ejemplo; una muñeca con asistente virtual con la que el niño puede conversar.

El siguiente paso es que las máquinas finjan emociones. Google Duplex ya habla como una persona, con vacilaciones, pausas, resoplidos…  

Un virus gusano puede atacar una bombilla. Una nevera inteligente también puede comprometernos si la conectamos con un usuario y una contraseña idénticos a los de nuestra dirección de correo. La smart TV puede ser accesible para un intruso que se haga pasar por un soporte técnico en línea. El permiso para abrir una cerradura desde el móvil se puede obtener a través del bluetooth. Y las webcams para vigilancia remota emiten una señal que puede ser interceptada desde cualquier parte del mundo, lo que permitiría a un desconocido fisgar en el interior de nuestra casa o robar el vídeo de nuestro bebé.

Asistentes de voz, ¿un espía en casa?

Asistentes de voz, ¿un espía en casa?

Solo en España se vendieron más de un millón de asistentes de voz la pasada campaña navideña. Y es solo el principio. En 2021 habrá más aparatos que se activen…

Te puede interesar

Bienvenidos a la casa más inteligente del mundo