Santa Cruz de Tenerife (1992). Soy actriz, tengo pendiente de estreno ‘El año de la furia’, y ahora debuto como escritora con una novela: ‘El ocaso del mono que arañaba la pared’ (Ed. Martínez Roca). Por Virginia Drake / Foto y vídeo: Javier Ocaña

XLSemanal. ¿Quién le aconsejó semejante título?

Sara Sálamo. Lo decidí sola mientras escribía como exorcizada [ríe]. Es el título de la novela que escribe Pilar, la protagonista.

XL. ¿Era esta su asignatura pendiente?

S.S. Soy totalmente osada e inconsciente. Había escrito relatos, sin publicarlos, cuando la editorial me llamó y me encargó una novela. Pero al ser hija de escritor, he mamado bien los procesos de escritura. En casa había un ambiente muy cultural.

XL. Narra un embarazo enloquecido, ¿el argumento es autobiográfico?

S.S. Sí, sí. Aunque mi embarazo no tuvo nada que ver con el de Pilar, sí cuento muchas anécdotas vividas y hay mucho de mí en las reflexiones que ella hace.

XL. ¿Usted se come mucho el coco?

S.S. Bastante, soy curiosa y me gusta investigar sobre lo que me interesa.

XL. Además, es una activista peleona.

S.S. En las causas que me interesan, sí. Soy animalista, no tolero el maltrato animal y he encabezado algunas manifestaciones contra esos festejos.

XL. Con 18 años viene a Madrid y en poco tiempo trabaja en las series más vistas y con los actores más solicitados: Bardem, Darín, Hugo Silva, Jesús Castro…

S.S. He tenido mucha suerte, pero la he perseguido: he tocado muchas puertas y el 98 por ciento no se abrieron. También me da la vida haber trabajado con Penélope Cruz o Inma Cuesta.

XL. ¿Cree que influye en su trabajo ser la novia del futbolista Isco Alarcón?

S.S. Mi chico me conoció a mí por un trabajo, no fue al revés. Ambos somos pareja del otro y no le doy más vueltas.

XL. ¿Le molesta que la llamen la novia de’?

S.S. Al inicio, sí, llevo diez años de carrera… Ahora dejo que hablen: con un dedo no puedo tapar el sol.

XL. Cuenta que en la película Tres 60, rodando una escena de sexo, vivió una experiencia vejatoria por parte del equipo.

S.S. Todas las actrices, creo, hemos vivido experiencias machistas. Entonces, con 18 años, no tenía suficientes tablas para reaccionar y lloraba muchas veces. Ahora he aprendido a poner límites.

XL. El mundo del fútbol es especialmente machista: actitudes, comentarios…

S.S. No conozco ese mundo en general, solo conozco a mi chico y, si tuviera actitudes machistas, no estaría con él.

XL. Por cierto, cómo viviendo con un jugador ‘merengue’ se declara colchonera’.

S.S. Lo soy de toda la vida y no puedo animar al contrario… Aunque también me gusta que gane mi chico y celebro sus triunfos: en el derbi siempre gano.

Desayuno: al ritmo del habla…

Ella and él Desayuno de domingo con... Sara Sálamo Toda actriz ha sufrido el machismo. Yo antes lloraba; ahora pongo los límites antes"

«Me gusta comer casi tanto como hablar. Por la mañana tomo un zumo de naranja, café con leche de soja y tostadas con aguacate y aceite de oliva».

Te puede interesar

Hugo Silva: “Solo escribo tuits graciosos. Hay que desconcertar al algoritmo con humor”