Todos los secretos para el cuidado del cuello y el escote en cuatro fáciles trucos. Por S. Milla.

Todos los secretos para el cuidado del cuello y escote

Todos los secretos para el cuidado del cuello y escote

Son los grandes olvidados en las rutinas de belleza, pero la piel de esta zona es más fina que la del rostro, y el paso de la edad se nota…

Maquillaje

El error más frecuente consiste en dejar de extender la base de mandíbula para abajo. Lo ideal es contar con una esponja para difuminarla y extenderla por todo el cuello y el inicio del escote.

‘Contouring’

Eliecer Prince, national make up artist de Guerlain, explica las claves del contouring corporal: «Para crear la ilusión de un ‘canalillo’, el mejor aliado es un bronceador un tono más oscuro que la piel. Partiendo desde el área del esternón, se traza una línea vertical para luego dibujar una ‘y’ de extremos curvados justo por encima del contorno del pecho. Para encontrar la zona exacta, se puede poner el antebrazo bajo el pecho y empujar los senos hacia arriba: en el pliegue donde se abomba el pecho es donde se ha de dibujar la sombra. Una vez creada la profundidad, toca aportar luz. Esto se consigue extendiendo un iluminador suave en la zona superior del pecho, la que más sobresale, lo que le da un aspecto más turgente».

Más profundidad en las clavículas

¿Qué tal otro toque de contouring en las clavículas? Para encontrar el área, lo más sencillo es adelantar los hombros y marcar con un toque muy suave y sutil de bronceador el hueco que se forma, difuminando después para un efecto indetectable.

¿Un truco que siempre favorece?

Aplicar iluminador en la parte superior del hombro, justo en la parte más abombada.

Te puede interesar

Los secretos más ‘top’ de los maquilladores

Mitos de la cosmética, a examen