Y ‘enamorado’ de Putin. El ucraniano Sergei Polunin tiene tanto talento para bailar como para despotricar. Por Fátima Uribarri

Consumidor confeso de drogas en algún momento de su vida, lo último que ha hecho es acusar de afeminados a sus colegas. «Los hombres deben ser hombres, es la razón por la que tienen huevos». Con estas y otras ‘perlas’ ha logrado que la Ópera de París lo vete. No podrá exhibir, por cierto, su nuevo tatuaje: el rostro de su ídolo, Vladímir Putin.

Sergei Polunin mostraba en Instagram su nuevo tatuaje en el pecho: el presidente ruso, Vladímir Putin.