Tiene fama de ‘difícil’ en los ‘sets’ de rodaje, el actor, director y productor Edward Norton ha sufrido sus propias luchas internas crear sus complejos personajes…

“Mis personajes muestran la dualidad humana. Todos tenemos dos versiones de nuestra propia personalidad. El yo que muestras al exterior lucha con el yo interior que ocultas”.

  • Las dos caras de la verdad: su irrupción en el cine fue con el papel de Aaron Stampler, el tartamudo asesino de este thriller de 1996.
  • El club de la lucha: en su día, la película tuvo un éxito moderado, hoy es un referente: Norton interpretó en 1999 al arquetipo de un urbanita medio, anodino, pero con una faceta oculta.
  • Birdman: un actor con fama de ser tan difícil que a casi nadie le gusta trabajar con él: Norton interpretó este personaje con brillantez en 2014. Algunos periodistas apuntaron con cierta maldad que el papel le iba especialmente bien.
  • American History X: Quince kilos de masa muscular a golpe de pesas y una cruz gamada en el pecho: la icónica interpretación del neonazi Derek Vinyard lanzó a Norton a la fama en 1998.

Edward Norton: 'No te puedes fiar de las personas que fueron felices cuando tenían 14 años'

Edward Norton: 'No te puedes fiar de las personas que fueron felices cuando tenían 14 años'

Es un experto en personajes complejos, con fuerte carga psicológica. Él mismo tiene fama de ser muy difícil en los rodajes. Esta es una conversación sobre luchas interiores y exteriores…