Madrid, 1965. Soy consejero delegado de la empresa municipal que gestiona la Cultura y el Turismo de Madrid. Publico ‘Nunca fuimos héroes’ (Planeta), una novela sobre la lucha antiterrorista en España. Por Virginia Drake / Fotos y vídeo: Javier Ocaña

XLSemanal. La crisis del COVID-19 ha obligado a retrasar las elecciones en el País Vasco y en Galicia y ha paralizado la actividad económica del país. Y la cultura y el turismo se ven muy afectados, cómo se plantean el día después?

Fernando Benzo. Los responsables de la gestión pública cultural y turística estaremos ahí para ayudar a todos. El sector público lo tiene menos complicado porque se sostiene con los Presupuestos del Estado, pero el tejido cultural privado no se puede venir abajo. Debemos diseñar un modelo que impida que se pierdan empleos en el sector privado para que todo el mundo pueda seguir adelante con su actividad.

XL. Es, además, licenciado en Icade y ha ocupado cargos directivos en los ministerios de Justicia e Interior, de ahí sus conocimientos sobre terrorismo?

F.B. En 2001, Pedro Gómez de la Serna (jefe del gabinete del ministro de Interior) y yo (director del gabinete del secretario de Estado de Seguridad) recopilamos muchos datos sobre la lucha policial contra ETA que entonces no se podían publicar. Casi veinte años después he recuperado algunos de esos episodios para esta novela.

XL. Yo creo que todo lo que cuenta pasó.

F.B. Yo también [ríe], aunque nunca digo qué es real y qué está novelado.

Fernando Benzo: "Debemos diseñar un modelo que impida que se pierdan empleos en el sector privado"

XL. «Nunca fuimos héroes» es una queja?

F.B. Es una regañina irónica. Las fuerzas de seguridad se dejaron la vida más de tres décadas para protegernos y nunca se los ha reconocido como héroes. He querido homenajearlas. Las conozco.

XL. Recuerda a la novela Patria, pero desde el lado policial.

F.B. Te agradezco la comparación, pero admitirla sería muy pretencioso: Patria me parece una obra maestra. No soy tan engreído. Hablo de esa misma época desde una perspectiva diferente.

XL. Cuenta el viaje emocional de un comisario, Gabo, al que acompaña siempre el sentimiento de culpa.

F.B. Hay una máxima que lo persigue toda su vida: «Lo único que importa es pillar a los malos». Cada vez que se produce un atentado, Gabo vuelve a la casilla de salida. Por ese sentimiento de culpa, a veces se salta ciertas normas; es un viaje emocional muy complejo.

XL. Cuenta la ilusión con la que ingresaron en la Academia de Policía y la de veces que dicen después: «Yo no me he hecho policía para esto».

F.B. Son chicos muy jóvenes a los que sueltan en un territorio que no conocen para hacer algo que desconocen. Quieren salvar el mundo y no entienden a los terroristas.

Desayuno: antes que el gallo…

Fernando Benzo

 

«A las cinco de la mañana, antes de ponerme a escribir, tomo un café con leche y una barrita de pan integral, tostada, con mantequilla y mermelada».