El príncipe de Gales, de 71 años, ha pasado el confinamiento en su residencia escocesa de Birkhall, en Balmoral, en compañía de su esposa, la duquesa de Cornualles. Por Lourdes Gómez 

El deseo de confraternizar con los británicos durante los tiempos de coronavirus ha permitido un inusitado acceso al interior de su casa. Su gabinete de prensa facilitó imágenes del príncipe dirigiendo un mensaje de ánimo por videoconferencia que permite analizar la decoracion y las fotos que lo rodean, todas familiares, varias de su infancia e incluso de la infancia de su madre, Isabel II.

Los secretos del príncipe confinado 1

En cuanto a los tejidos, sin duda, se impone la ‘moda’ escocesa; las flores, según los expertos, también serían del jardín de la residencia, sabiendo que Carlos es un dedicado jardinero. Y el piano del fondo sería de la reina Madre, que fue quien ocupó Birkhall hasta su muerte. El improvisado atrio para colocar el iPad se apoya sobre el libro Harmony, escrito por el propio Carlos. Todo muy doméstico.

Te puede interesar

¿La jubilación de Isabel II está cerca?

¿Por qué Felipe de Edimburgo no habla de su madre?