Berto Romeo nació en Cardona hace 45 años. Es cómico y está presentando la tercera temporada de la serie ‘Mira lo que has hecho’, escrita y protagonizada por él para Movistar+. Por Virginia Drake / Foto: Nicolas Carvalho/Movistar+

XLSemanal. ¿Cómo ha pasado los tres meses de confinamiento?

Berto Romero. Con mucho trabajo y tres niños en casa a los que he atendido en cuerpo y alma, intentando mantener su supervivencia, la de mi mujer y la mía.

XL. ¿Ha controlado a sus hijos mejor que a los de la serie?

B.R. Por suerte, los míos son menos liantes; pero no trato de controlarlos porque son más juiciosos que yo.

XL. ¿Está el horno para muchas bromas?

B.R. Sí; creo en el humor como válvula de escape ante las tragedias, para liberar tensión; pero me gusta más cuando la gente lo demanda porque está contenta y quiere reír.

XL. Humor absurdo, inteligente… y escatológico.

B.R. Lo de inteligente es muy subjetivo, nos parece inteligente cuando lo entendemos.

XL. ¿Cuál es el plan perfecto para una noche de miércoles en un hotel de Madrid?

B.R. Hay que combinar las cuatro P: ‘peli’, pizza, porro y paja. Pero eso es más de Alberto, mi personaje, ¡eh! [ríe].

XL. Y le dedica esta serie a sus padres…

B.R. Sí, porque es el reflejo de lo que yo he vivido en casa; es una reflexión de lo que significa ponerme en sus zapatos.

XL. Su padre, dice, le dio dos consejos: «Ir siempre de cara y nunca endeudarse con créditos ni hipotecas». ¿Lo ha conseguido?

B.R. ¡Las dos cosas! Y me ha costado más ejercer la primera que la segunda, porque con el dinero soy muy cagado. pago todo a tocateja y no produzco nada para seguir viviendo muy tranquilo.

XL. Alberto acude a un debate televisivo para defenderse de quienes lo consideran nazi. ¡Y se produce un despropósito total!

B.R. Todo se inflama y se convierte en una batalla a muerte porque vivimos un mundo muy superficial. Ese debate televisivo que reflejo ha cogido lo peor de la tele del corazón, del supuesto entretenimiento. No se profundiza ni se intercambian ideas, a nadie le importa siquiera la noticia de la que estás hablando, todo es ruido.

XL. ¿Cuesta distinguir lo que es de verdad y lo que es show televisivo?

B.R. Ese es el tema. Los políticos han puesto de moda la palabra relato’ porque es más importante cómo lo cuentas que la propia verdad. Hemos inventando nombres la mar de folclóricos para hablar de la mentira: ‘posverdad’, fake news… Hemos integrado todo esto como pieza clave de nuestra forma de vivir y estoy alucinado. ¡Con lo bonita que es la palabra mentira’!

Desayuno: cambiante…

Berto Romero: "Lo del humor 'inteligente' es muy subjetivo: solo nos lo parece cuando lo entendemos"

 

«Siempre un café con leche de avena. Luego varío: strudel casero hecho por mí, o una tostada con aguacate y queso, o con mantequilla y salmón, o un cruasán».

 

 

Te puede interesar

¿El coronavirus ha cambiado los límites del humor?

Andreu Buenfuente y Berto Romero: “El humor siempre está bajo sospecha”