Madrid (1998). Soy cantante y actriz. Actúo en el musical ‘La llamada’, acabo de publicar la novela ‘Mientras dure el verano’ y he triunfado en YouTube con ‘Volveremos a brindar’, una canción sobre la pandemia. Por Virginia Drake/Fotografía: Javier Ocaña

XLSemanal. Con 7 años fue a Veo, veo; trabajó en Disney Channel, en series como Gran Reserva y en bandas sonoras como la de Toy story; está en La llamada; ha salido en Tu cara me suena, pero se hace popular por crear la canción más bonita del confinamiento: Volveremos a brindar

Lucía Gil. Muchas gracias. Y también ha sido un éxito en América Latina; la han versionado varios músicos… Y la hice de un tirón, casi sin querer, para mis seguidores en Instagram.

XL. En TVE se llegó a decir que era de La Oreja de Van Gogh, ¿eso pica?

L.G. Al contrario, me sentí halagada porque siempre ha sido un referente musical. Además, me llevo muy bien con ellos y salieron a desmentirlo.

Lucía Gil: "La mascarilla es un acto de respeto a los demás. Que no se olvide todo lo vivido"

XL. ¿Tiene repercusión económica un hit como este colgado en la Red?

L.G. De momento, cero. Espero que a la larga sí.

XL. Sus padres, médico y enfermera, han vivido esta pandemia muy de cerca.

L.G. Sí, trabajan en La Paz y mi madre era supervisora de la planta a la que llegaban los enfermos. Con poca información y protección, se contagió y se puso muy malita. Lloraba al oír las noticias. Le ha dejado secuelas psicológicas a la hora de volver a trabajar.

XL. Supongo que salía al balcón para aplaudir a los sanitarios…

L.G. Era la única actividad exterior que teníamos cada día y me animaba mucho. Pero el aplauso no sirve de nada si termina el confinamiento y se olvida todo lo vivido. Que no suceda eso. La mascarilla es un acto de respeto a los demás, mis padres se ponen malísimos al ver por la calle a gente sin ella.

XL. Mientras dure el verano no es su primera novela. Tiene varias sin publicar.

L.G. Me gusta escribir, y los veranos escribía novelas que muchas veces no terminaba. Esta vez ha sido un encargo y sabía que se publicaría. Tardé un año.

XL. Las protagonistas son tres mujeres que se comen el mundo.

L.G. Sí, no quería hacer la típica novela de amor; quería hablar de lo que significa la amistad para estas chicas que viven juntas.

XL. Habla de machismo, inseguridades, celos, segundas oportunidades.

L.G. He querido reflejar muchas de las cosas que pasan los jóvenes en la vida real, pero sin caer en excesos.

XL. Tiene 22 años; hace cine, teatro y tele; compone, canta, escribe… ¿De qué le gustaría vivir?

L.G. Si he de elegir, de la música: lo que mejor se me da. Pero preparo otro libro y puedo hacer tres cosas a la vez. disco, musical y novela [se ríe].

Desayuno: papilla adulta

Lucía Gil

«En un bol, me preparo una papilla de leche con copos de avena y canela. ¡Está muy bueno! Y, por supuesto, un café».