Soy gaditano y vivo en Los Ángeles, donde trabajo como animador de personajes en los estudios Walt Disney. El 5 de diciembre estrenamos en España ‘Ralph rompe Internet’. Por Virginia Drake / Foto: Javier Ocaña

XLSemanal. Nació en Cádiz, se crio en Barcelona, vivió en Londres, ahora en California… ¿un culo inquieto?

Valentín Amador. Voy donde esté mi trabajo. De niño solo veía dibujos animados y decía que de mayor quería ser animador. Pero desde Cádiz hasta Disney no había avión directo [ríe].

XL. ¿Por qué se hizo físico entonces?

V.A. Veía imposible trabajar en esto, así que estudié lo segundo que más me gustaba. Pero, antes de acabar Física, sabía que quería ser artista y trabajé en estudios de animación en Barcelona.

XL. Llegó a Disney en 2013 y trabajó en Frozen, la película de animación más taquillera de la historia.

V.A. Sí, pero no imaginé que iba a tener el éxito que tuvo. Después trabajé en Big hero 6, en Zootrópolis

XL. El presupuesto de un filme animado, dicen, ronda los 165 millones de dólares. ¿Cuánto tarda en animar cinco segundos?

V.A. Una media de una semana; pero yo solo animo los personajes, otros trabajan el fondo. En cada película trabajamos casi 600 personas, y 100 somos animadores. Los presupuestos son muy altos, pero las películas, muy rentables: tienen un público muy amplio y una vida muy larga. Piensa en Blancanieves: es de 1938 y aún vende copias.

XL. Para dibujar bien una escena, a veces la interpretan y la graban en vídeo. ¿Cuánto valen esas ‘tomas falsas’?

V.A. ¡No tienen precio! Entre nosotros nos grabamos escenas de acción, porque debemos dibujar movimientos reales, creíbles. Pero confiamos en que esos vídeos no los verá nadie después.

valentin amador, peliculas animacion disney

XL. En esta película aparecen personajes ya conocidos: Mickey Mouse, Buzz Lightyear, princesas míticas, gatitos enfadados, soldados de Star Wars

V.A. Es parte de la historia, sí. Ralph y Vanellope viajan por Internet buscando un volante que salve su videojuego. Son como dos amigos de pueblo que llegan a la gran ciudad, donde todo es nuevo y hay mucha gente famosa.

XL. Las películas de Disney hablan de valores universales, tienen que gustar a niños y adultos, respetar culturas…

V.A. Por eso tardamos cuatro años con cada película. Todo está muy estudiado, pero nos sale siempre muy bien [ríe].

XL. Dice que se siente un poco actor.

V.A. Sí: el director me supervisa cada escena y me dice si la he interpretado bien o no, como con un actor de verdad.

XL. ¿En qué actor se reencarnaría?

V.A. En Jeremy Irons. Tiene todo lo que no soy: es muy británico y elegante, muy alto, muy delgado… Yo siempre estoy a dieta. Me encantaría ser como él.

Desayuno: contra la nostalgia

Desayuno Valentin Amador

 

«Café solo sin azúcar. Rebanadas de pan tostadas, con aceite de oliva y jamón serrano, ibérico cuando puedo: allí es muy caro y no siempre lo encuentro».

 

 

También te puede interesar este artículo…

Los actores de doblaje de las estrellas de Hollywood