Gracias a unas monedas, una expedición resuelve el misterio del pecio romano hundido a un kilómetro de Villajoyosa. Por Carlos Manuel Sánchez 

Zarpó de Cádiz. Llevaba plomo para fabricar tuberías y garum -la salsa de pescado que nunca faltaba en los banquetes imperiales-, pero el barco se hundió a un kilómetro de Villajoyosa (Alicante). El Bou Ferrer -bautizado con los apellidos de los submarinistas que lo hallaron en 1999- es el pecio romano mejor conservado. Primero hubo que protegerlo del saqueo, pues solo está a 25 metros de profundidad. Y desde entonces no deja de deparar sorpresas.

El barco llevaba plomo para reconstruir las cloacas de Roma y un afrodisiaco para la mesa del emperador

La Unesco considera modélica la intervención arqueológica. Y en la última excavación, dirigida por Carlos de Juan, se ha resuelto el misterio de su datación gracias al hallazgo de dos monedas -un sestercio y un dupondio- que sitúan el naufragio entre el año 64 y el 68 d. C., siendo Nerón emperador. Hasta ahora, los investigadores dudaban si el navío podía pertenecer a Calígula u otro miembro de la familia Claudia.

Afrodisiaco en vasija

Entre el cargamento se han encontrado más de 3000 ánforas, colocadas entre sarmientos de vid. Cada una contenía unos cuarenta litros de garum, una carísima salsa de vísceras de pescado muy apreciada por la alta sociedad romana, cuya receta no ha sobrevivido. El garum se dejaba fermentar durante semanas y se usaba para potenciar el sabor. Dicen que tenía propiedades afrodisiacas. Las imágenes de José Antonio Moya, de la Universidad de Alicante, permiten apreciar la magnífica conservación del pecio.

La última expedición resuelve el misterio del pecio Bou Ferrer, hundido en un naufragio en torno al año 64

Las monedas ‘cantan’

conocer, monedas, neron, xlsemanal

A la izquierda, el dupondio de tiempos de Nerón encontrado en el pecio (a la derecha, otro similar en mejor estado). El hallazgo ha permitido fechar el naufragio porque las monedas de Nerón se retiraron de circulación tras su muerte.

Te puede interesar

El Titanic del Mediterráneo